Bromas del sueño

0 comentarios

¿No odiáis esos días en los que al acostarte apagas la luz, encuentras la postura, cierras los ojos y de pronto está sonando el despertador? Y no vale de nada que lo mires con cara de asesina en serie pensando "Será una broma", porque no, el despertador no tiene sentido del humor (y tú, a esas horas, tampoco). Lo compruebas de forma frenética con cualquier reloj que te encuentres cerca: el de pulsera, el del móvil... No hay nada que hacer. Te han robado seis horas de tu vida bajo la excusa de descansar pero realmente no has descansado. De hecho, después de levantarse tienes tal tensión encima que podrían darte con un palo en el cuello y romperías el palo.

Hoy va a ser un mal día. Lo presiento. Y además vienen mis buelos. Aaaay.

Status del constipado: Los mocos se han hecho fuertes y no se van, aunque ahora me dejan estar más de cinco minutos sin sonarme. A cambio tengo una carraspera de viejo fumador empedernido de tabaco negro que es supersexy u_u

Cómo me gusta...

0 comentarios

... esa sensación de las primeras fases del catarro...

...cuando te levantas con la intriga de qué será lo siguiente que te va a doler...

...y lenta pero inexorablemente (no es que sea pedante - que lo soy - es que ésa era una frase mazo dramática que salía en la versión española radiofónica de "La guerra de los mundos") te vas poniendo cada vez peor...

... pero no lo suficiente como para pedir la baja ...

... así que mañana voy a estar aún más hecha una mierda pero voy a tener que ir a currar igual (¡_¡)



  • Resumen de hoy: Dolor de garganta, tos seca y ahora unas décimas de fiebre

  • Pronóstico para mañana: Todo lo anterior + Moquitos!!!


En fin, me voy a sobar que ya me he tomao mis drogas y el vasito de leche con miel. Ains...

PD: ¿Os he dicho ya que odio el invierno?

La resaca, esa amiga fiel...

0 comentarios

Y no, hoy no estoy resacosa. Si lo estuviera no estaría escribiendo esto tranquilamente delante del ordenador, sino arrastrándome como alma en pena entre gemidos de *aaaaayquemalastoi* o muriendo pero poco en cualquier sofá/cama/superficie horizontal.

Pero ayer sí que lo estuve. Otra cosa (junto con lo de las infusiones) que disparan esas alarmas que en vez de sonar *AUUUA AUUUA* dicen *ABUEEELA ABUEEELA* es que mis últimas resacas ya no se arreglan como antes, con beber agua como si no existiera el mañana, sino que me duele la cabeza durante horas y en mi estómago hay, como poco, una rave que sólo se soluciona con (bueno, solucionar, solucionar... digamos que se empieza a ver la luz después de) rendirle pleitesía de rodillas a San Roca, patrón de los sanitarios u_u

Luego además de estos síntomas típicos, puede haber extras, como en los coches. A saber:


  • Que no encuentres la chaqueta que llevabas el día anterior. Pueden pasar dos cosas: a) que te la hayan robado... (es que esto lo tengo reciente ¬¬) o b) que te la dejaras en la discoteca porque a las cinco de la mañana esos tres grados bajo cero te parecían una menudencia.

  • Que no encuentres el móvil y pienses que lo has perdido. Ésta tiene dos variantes: a) que realmente lo hayas perdido y b) que esté debajo del edredón y te pases todo el día oyendo la melodía del móvil como si te persiguiera su fantasma.

  • Que estén tus padres en casa y tu madre se empeñe en que estás así porque has tomado cosas raras (me muero de curiosidad por saber qué considera mi madre "cosas raras") o que cometes el gran pecado de fumar (y además te lo diga señalándote con el dedo "Tú fumas!!!!").

  • Que tengáis invitados a comer a casa y haya un gran banquetazo, con olor de comida por toda la casa incluído.

  • Que haya saltos de esquí en la tele (creo que gran parte de la depresión de año nuevo la tienen los saltos de esquí)

  • Que te hayas liado con alguien y a) no recuerdes muy bien con quién o b) La otra persona no se acuerde y tengas que ser tú quien se lo recuerde - esta sí me ha pasado v_vU

  • Que hayas... emmm... "dado lo mejor de ti" en la almohada/edredón/alrededores de la cama y sea lo primero que ves al despertar

  • Que te tengas que levantar temprano para limpiar la zona cero de la fiesta de la noche anterior

  • Que te tengas que levantar temprano para coger un tren/avión/autobús - ésta es es mucho más divertida cuando al despertarte te das cuenta de que lo has perdido ¬¬U

  • Que te levantes con un monigote pintado en la tripa con rotulador.


Viendo la longitud de esta lista... cualquiera niega luego la fama de juergas... Pero vamos, que eso ya pasó, porque ayer ya lo volví a decir: ¡No vuelvo a beber nunca más!

Estadística personal

  • Peso: Laleeeero laleeeero

  • Drogas y alcohol: Según mi madre, todas las del mundo. Según yo, dos chupitos de absenta y cuatro cubatas de garrafón que pretendía ser cacique. Me voy a pasar al breezer, ea.

  • Novia: 0


Estadística multimielda:

  • Pinícula: "Crash". Pinícula tirando a piniculón. Es una peli coral, que trata de la vida para gente de orígenes muy distintos en Los Angeles (y no siempre en el plan glamouroso de The L Word). Conflictos raciales entre blancos, negros, latinos, chinos, árabes, en los que no hay ni buenos ni malos, sólo humanos con momentos malos y momentos menos malos. Un poco deprimente, pero es que la vida es asín.

  • Libro: Ya me he terminado los mangas de "I'S" Más gonitooooossss :3

  • Canción: Hoy toca canción romanticona, "Devuélveme la vida" de Antonio Orozco (aunque si habéis visto la parodia de "Devuélveme la visa" de los Morancos pierde un poco de profundidad xD. Pero sigue siendo una canción muy gonita y muy sentía ^^

Zupengineer al ataquerrr!

0 comentarios

Tengo que compartir este momento... xDDDD

15:17 de la tarde. En una factoría de aviones de cuyo nombre no quiero acordarme, Zupe va a prepararse un té después de comer (una de las cosas por las que sé que me estoy haciendo mayor es porque me empiezan a gustar las infusiones), porque ya llevo el café del desayuno y el de la máquina del mediodía y aunque el cuerpo me pide cafeína el estómago pide clemencia.

Voy al baño a limpiar la taza y a llenar el calientaleches de agua. Vuelvo a mi mesa. Conecto el calientaleches al enchufe y *BUM* me explota en la cara saltando una chispa del copón. Los franceses de mi cubículo preguntan que qué ha pasado que sus ordenadores se han apagado (y el mío sigue funcionando tan pancho xD). Aparecen treinta ingenieros a mi alrededor que quieren algo de acción en sus vidas, y yo muerta de la risa y de vergüenza pidiendo perdón al viento. Vuelvo al baño a tirar el agua de mi calientaleches que a partir de ahora tendrá un uso renovado como cubilete de lápices (por ejemplo) Tengo una marca de quemado con forma de medialuna en la mesa y una recién estrenada fama de destrozar paratos ilétricos.

Y mi trabajo que se supone que es de precisión... muahahahahaha

Frases que hay que evitar decirle a un universitario

0 comentarios

Hoy he tenido un día de mierda, y esto ha sido de las poquitas cosas que me han hecho sonreír. Siempre hace ilusión ver que alguien está más puteado que tú (es broma). Se lo dedico a todos mis nenes y nenas que se han tirado (algunos aún siguen) un febrero muy duro. Va por uhtedeh.

Guía para tratar a un Ingeniero

Zupecrónicas de cine: Brokeback Mountain

0 comentarios

También conocida como "En territorio vedado". Qué manía de traducir los títulos de las pinículas al castellano como a los traductores les salga del forro de los caprichos. En fin, menos mal que en castellano se ha quedado como un subtítulo anecdótico que no conoce nadie.

Fui a ver esta pinícula el viernes pasado con Leda, Jose-Guas y cantidades industriales de refrescos/palomitas/chuches. Pero antes de empezar a reventar la peli, atención al

Momento foskitos (regalos y pastelitos)
Baños del Kinépolis (los de señoras, claro). Todos ocupados menos un par de ellos. Después de la coñita de "a cuál entramos, cari", cada una nos metemos en un baño (qué os pensábais, cochin@s! ¬¬), uno contiguo del otro, revista del Kinépolis -con Risi Güaiterspun en la portada- en mano. El siguiente diálogo fue a voces mientras hacíamos pipí.

Zupe: La Risi de morena como que no, ¿eh?
Leda: Es que no tiene tetas.
Zupe: ¿Qué tiene que ver que no tenga tetas?
Leda: Que si las tuviera no le miraríamos el pelo.

Flush flush (tirando de la cadena) y salimos las dos del baño (y del armario) delante de toda la parroquia del servicio de señoras muy dignamente xDDD


Pero sigamos con la pinícula. Mi impresión general: "¿Pa esto tanto?" Había oído que era un dramón, que me tenía que llevar el rollo de papel del water de lo que iba a llorar (una es muy llorona pa sus cosas), y la verdad es que me dejó exactamente igual que estaba. No sólo no solté ninguna lagrimita, sino que me deshuevé viva en algún que otro lado.

La historia va de dos caubois que van a currar a la montaña un año, a hacer de pastores de ovejas. O sea, rollo Heidi y Pedro pero en vez de los Alpes son las montañas de Wisconsin, en vez de cabras son ovejas, el perro es bastante más pequeño que Niebla y no hay Abuelito. *Breve paréntesis, ¿alguien sabe cómo se llamaba el abuelo de Heidi, aparte de "Abuelito"? Creo que es uno de los grandes misterios del siglo XX que ya nos dejó*

Bueno, el caso es que estos dos vaqueros se hacen amigüitos, y en la soledad de la montaña... se lían. De una forma que a mí me pareció un poco rara (¿para que dos tíos se líen es absolutamente necesario darse un par de ostias antes? Me recordaba a esos rituales de las cabras montesas que aparecían en Fauna Ibérica, donde se chocaban con los cuernos para ver quién era el más machote). Después de liarse los dos pasan unos meses muy felices y contentos, hasta que su jefe (que les había pillado in fraganti un día sin que se dieran cuenta) decide que se ha terminado el trabajo y les manda otra vez a casa.

Los dos se despiden con otro par de ostias (debe ser costumbre) y se quedan muy hechos polvo. Uno de ellos, Ennis del Mar (¿qué clase de nombre de cauboi es ése? Qué infancia más dura...) se casa con su novia de toda la vida, que era una de las que salían en Dawson Crece (a partir de ahora Sufrida Parienta), tiene dos niñas a un ritmo vertiginoso y viven un poco en la miseria. El otro, Jack Twist, se dedica a hacer rodeos y se casa con una rica heredela (mira, como la Leo) de un floreciente negocio de tractores.

Después de cuatro años, Jack Twist encuentra al otro y va a verle. Reencuentro muy emotivo (con su par de ostias de rigor incluído) de los dos caubois que la Sufrida Parienta presencia desde la ventana. Bonita forma de salir del armario, señor Anís del Mar... Además, para arreglarlo, dice que se va a pescar con su amigo unos días a la montaña. Escapaditas éstas que repetirán cuando el señor Anís pueda (Jack Twist siempre está dispuesto, pero a Anís le viene siempre fatal, es un ñoño), aunque nunca traen peces a casa. Frase mítica cuando después de divorciarse, la Sufrida Parienta le cuenta a Anís que lo sabía todo:

Sufrida Parienta: Te ibas de pesca *Aquí sólo falta que hiciera las comillas al estilo del Doctor Maligno de Austin Powers* pero nunca traías peces. Con lo que a tus hijas y a mí nos gusta comer pescado.


Aquí Leda y yo sufrimos un ataque de risa y claro, un momento tan tenso resultó un poco anticlimático.

Y poco más, siguen así muchos años en los que las hijas de Anís del Mar se hacen tan mayores que resulta poco creíble que sean sus hijas, la parienta de Jack Twist (la Jatagüei) saca cada vez un modelo de pelucón distinto emulando a Los Ángeles de Charlie, y finalmente después de una bronca en la que Jack Twist iba a dejar ya al otro porque le tenía muy jartito de que nunca tuviera tiempo, resulta que a Anís le devuelven una postal que le habían escrito porque el destinatario (Jack) había muerto. Una de las muertes más absurdas de la historia del cine, por cierto: inflando el neumático le estalló en la cara y murió ahogado en su propia sangre. Qué gore.

Anís intenta recuperar las cenizas de Jack en casa de sus padres, pero aunque no se las dan se queda con las camisas que llevaban los dos (que Jack había guardado todos esos años) con las manchas de sangre de una de las primeras palizas que se atizaron. Qué bonito es el amor sobre todo en primavera.

Y se acaba. Y a mí se me quedó cara de :-|

Lo mejor: Cuando Jack le dice a su suegro que en su casa manda él. Qué grande eres, Jack.

Lo peor: No se dicen un puñetero "te quiero" en toda la peli. o_O


Estadística personal

  • Peso: Luego existo

  • Alcohol, drogas, sexo: Dos vasos de sangría con la comilona del sábado, un nolotil (si es que cuenta como drogas), paso-palabra.

  • Novia: 0


Estadística multimielda

  • Canción: One Word de Kelly Osbourne. Sí, la hija de Ozzy, de los Osbournes de toda la vida.

  • Libro: I'S (manga) cortesía de lo más guapo de Getafe, mi Kike de mi alma y de mi coraçao (^3^)

  • Pinícula: Sissi, que me la tragué el otro día en alemán (con subtítulos, ofcors... en alemán). Creo que es una de las películas que más veces he podido ver en mi vida. De hecho, me sabía trozos de la versión en castellano (a una amiga mía le pasaba con "Tesis", aunque lo mío siempre lo consideramos, como poco, más raro). Impagable la escena en la que Francisco José le da las rosas a Sissi en lugar de a Nené xDDDD *No disimuléis que la habéis visto tod@s!!!*

¡Pupa! (T_T)

0 comentarios

Seguimos a vueltas con el gimnasio y el dolor que produce el deporte. Hoy le ha tocado a la parte donde la espalda pierde su digno y respetable nombre. Me ha dado un calambre en el culo ("sí, CULO, ni trasero ni pompis ni chorradas" como decía mi profe de matemáticas del cole ante un público de colegialas sobrehormonadas con uniforme que se escandalizaban por oír tales palabras en boca de la seño).

Argh, ya he perdido el hilo.

Pues eso, que me duele el culo (el derecho) y la pierna (la derecha), y estoy coja, y estoy deseando que se acabe ya esta semana porque como siga así, el viernes voy al gimnasio con armadura, escudo y lanza.

(¡_¡) Estoy mayor.

PD: Una señora a la salida del gimnasio me ha dicho que estaba muy guapa, que qué había hecho (hay que decir que esa señora se apuntó el mismo día que yo, pobrecita, la de vista que ha perdido en unos meses...). Y que eso sea lo más cercano de ligar que he estado en mucho tiempo... qué tristeeeee >_<

PPD: Faltan 6 días para San Valentín y yo más alón que la guán (y ya van 24 años) >_______<

Sólo me mantiene con ilusión la esperanza de que repongan "El día de los enamorados" (si encuentro la canción, la pongo en la portada del bloj).

Me ha dao un siroco

0 comentarios

Iba a titular la entrada de hoy "El día que miré a la Muerte a los ojos", pero considerando lo cafre que soy conduciendo, creo que tendré muchos días de esos así que, dejémoslo en que me ha dado un siroco, yeyo, vahído, mareo...

Para entender esto, el que una tía fuerte y robusta como yo (iba a poner sanota pero no respondo de mi hígado víctima de un año de erasmus) diga "me voy me voy me voy" y no sea por lo que estáis pensando (mentes calenturientas! ¬¬U), hay que partir de una premisa.

El deporte es malo.

¿Por qué? 1) Crea adicción (dicen) 2) Provoca dolores en partes del cuerpo que hasta hacer deporte ignorabas su existencia por no hablar de 3) CANSA

Pero a lo que vamos. El otro día hablando con una amiga (antigua componente de A mi manera, como yo), me dijo que se había apuntado a un gimnasio, que había ido sólo un día y que estaba matá. Oyes, qué cosas, que sólo con esos datos ya sabía que era el mío xD Total, que como yo llevaba ni se sabe sin ir (creo que desde la lotería de navidad, pero tampoco lo tengo muy claro), salió mi vena de "pahuevoslosmíos" y dije para mí "qué coño, el lunes voy contigo".

La verdad es que falta me hace, porque mi lema de "La lorza es bella" ya no me lo creo ni yo.

Así que llego al gimnasio donde había quedado con mi amiga, y cuando entro le digo a la chica del mostrador. "Hola que hace más de un mes que no vengo y me toca pesarm..." (nos pesan cada mes para ver cuánto hemos perdido, en mi caso ganado). Y oh sorpresa, sorpresa, la chica del mostrador era una amiga mía del instituto - mi compañera de pellas - a la que no veía desde hace... desde 4º de la ESO (por que sí, amiguitos, yo aunque soy una yaya hice la ESO, fuimos los primeros conejillos de indias).

Así que nada, nos resumimos la vida en un par de minutos, me pesa y me mide (pero de buen rollo, ya me ha amenazado con que si empiezo a faltar me va a buscar a mi casa para llevarme de las orejas ¬¬) y nos vamos mi amiga (la sufridora, no la profesora) y yo a hacer cola porque (tikagas) había más de diez mujeres esperando a que saliera gente del circuito. Si llego a saber que las ocho y media es la japi agüer de los gimnasio me pido dos cubatas a la entrada.

Ya por fin ha sido nuestro turno, y hemos muerto un poco. Pero claro, cuando ya en la última máquina se me empezaba a ir la vista, y cuando me he levantado para ir a hacer los estiramientos he tenido esa sensación familiar de los sábados cuando el cacique corre por mis venas, he pensao (pero muy lentamente porque mi conexión neuronal estaba en horas bajas) "Tate, va a ser que me está dando un bajón". Así que empiezo a estirar, y a los veinte segundos desisto y me tiro en la colchoneta a morir con la poca dignidad que se puede tener cuando te encuentras más cerca del género tomate que del género humano.

Después de un rato, una chavala que estaba al lado me ha preguntado si estaba bien, han llegado las monitoras a levantarme las piernas, me han dado un caramelo de naranja, se han puesto a hablarme (digo hablarme y no hablar conmigo, porque eso era un monólogo en el que yo participaba de vez en cuando con "Grglglrglrlgr" para que supieran que seguía viva *Atención, niños y niñas, no habléis con una... dejémoslo en persona, que se acaba de marear, que está tumbada boca abajo con las piernas parriba, que tiene un caramelo en la boca a menos que queráis deshaceros de ella y que parezca un accidente* ¬¬

Ya por fin me he recuperao, he seguido estirando y me he ido al vestuario entre miradas de lástima (qué vergüenza, seguía groggy pero es como cuando te metes la ostia padre en el metro, que aunque te hayas hecho polvo te levantas y dices que no te ha pasado nada a pesar de la cojera y del desgarrón en el pantalón con sangre -y lo digo por experiencia). Lo mejor ha sido salir del vestuario, volver a ver a mi amiga-profe que me decía: "Mañana más, ¿eh?" (¡_¡)

Y aún es lunes *suspiro*

Mi estadística personal


  • Peso: Más que la última vez. Lo bueno de tener enchufe en el gimnasio es que te preguntan cuando te pesan si lo quieres saber o no. Y oyes, la ignorancia es la felicidad.

  • Alcohol, drogas, sexo: Nada. De ninguno de los tres.

  • Novia: Ver punto 2.


Mi estadística multimielda

  • Pinícula: La última que he visto ha sido "Los dos lados de la cama". Y bueno... que no es que mate, pero desde luego me gustó muchísimo más la primera parte. Está visto que a mí no se me puede decir que una peli está bien, porque automáticamente entro en modo de "Posaminomegusta". Flojita.

  • Canción: No tengo ni idea de si es su título, pero la de "Fame, I'm gonna live forever". Tema ochentero donde los haya, que ayer cuando vi por Madrid el cartel anunciando el musical empecé a canturrearla de forma casi compulsiva (con baile de saltito ortopédico incluído). Lamentable. Lo sé.

  • Libro: "Cómo adelgazar follando". Existe, doy fe.