Por fin he estrenado a Cucarachita

0 comentarios

Y no, no ha sido como tod@s estaréis pensando (cochin@s!), como picadero (mis ganas xD). Es que ayer me pegué mi primera piña con mi peacho bólido.

La cosa fue tal que así (y me da igual que suene a disculpa barata, la culpa no fue TOTALMENTE mía ¬¬). Íbamos en cucarachita mi pae, mi mae y yo, a una comida familiar con nuestra familia política. Yo le había dicho a mi madre clara y concisamente "A la una salimos". Bueno, pues no sé qué parte de "A la una salimos" no entendió, que eran la una y cuarto y la mujer se estaba pintando el ojo *ains*

El caso, salimos, y me empieza a decir que si ahora no vayas corriendo, que si por llegar cinco minutos tarde no pasa nada, que espérate que no atino con el puto cinturón de seguridad... peor que un crío chico, oiga. Y cuando levanté la mirada para ver qué narices estaba haciendo, mi padre empezó a decir "Frena, frena, frena, frena" (debía ir a unos 40 por hora, tampoco os penséis que mi barrio es el Jarama). Un 406 salía de su aparcamiento en batería, aparcado en una parada de autobús *ejem* sin visibilidad porque tenía delante un contenedor de vidrio *ejem*, y yo sin poder frenar a fondo porque no quería colocarme a Darth Isabel de colgajo del retrovisor. Así que frené, frené, frené despaciiiito pero al final sonó un *pum*.

Bastante anticlimático, por cierto.

Como os podréis imaginar mi padre empezó a gritar, mi madre empezó a entrar en modo ataque de nervios, pero yo, fría y con los nervios de acero como el filete que comí hoy, saqué mis papeles del seguro, un boli, y le expliqué al matrimonio (que por las pintas debían de salir de misa... ¡si es que hay cosas que deberían estar prohibidas! xD) que había frenado todo lo que pude pero que tampoco tenía tanto espacio para maniobrar. Así que rellenamos el parte, nos intercambiamos lo sientos y hala, a correr. A todo esto cuando volví al coche... mutismo absoluto. Creo (y la verdad, espero) haber acojonado a mis padres lo suficiente como para que no se vuelvan a montar conmigo (me ponen de los nervios, porque ninguno conduce pero son el clásico "español que tó lo sabe").

Resultado: Cucarachita está tuerto (sólo el cristal del faro, la luz funciona) y la aleta está un poquito rota. Si no fuera porque es negrito como el tizón y no es a rayas naranjas y blancas, casi le llamaría Nemo u_u

La próxima aventura... llevarlo al taller. ¡Esa va a ser buena!




Aprovecho la ocasión para anunciaros que la apañera leda y yo hemos abierto un nuevo bloj llamado: "Romy y Michele, nos deseáis y lo sabemos". Y no, no tenemos abuela, pero yaya sí xD

Así que ya sabéis, http://nosdeseaisylosabemos.blogspot.com/

Y en el fondo, vosotras también lo sabéis...

Joder qué maaaal... xDDDD

Del amor y otros demonios (bueno, sólo del amor)

0 comentarios

Hoy me voy a poner seria. Nada de contaros las estupideces que suelo hacer en mi vida diaria, que no soy una payasa las 24 horas del día (de ellas suelo dormir unas 6). Hoy voy a contaros lo que pienso del amor, y a quien no le guste porque está muy bien con su amad@ y se quieren mucho como la trucha al trucho, le recomiendo que pulse en la crucecita de la esquina superior derecha y me deje tranquila con mis paranoias, gracias.


El amor apesta.

Bueno, voy a desarrollar un poco esa idea. Apesta para mí, porque a mi alrededor hay parejas que funcionan, que son felices y se quieren (mis propios hermanos son prueba de ello). Pero eso no lo hace más llevadero, más bien todo lo contrario. Porque lo único que me hacen pensar es ¿y por qué yo no?

Vale, es la forma más egoísta de pensar. Lo suyo sería decir que se lo merecen, que te alegras mucho por ellos, y es cierto, te alegras mucho por ellos, pero alguna vez (aunque sea una) te gustaría alegrarte por ti, que tú también te lo mereces (qué coño, es verdad).

No sé, quizá es que soy un poco pesimista (quizá no: lo soy, pero así parece que lo suavizo un poco), pero he llegado a perder la esperanza de que llegue a encontrar a alguien. Supongo que tendré algún defecto inmenso que soy incapaz de encontrarme... Y no sirve de nada que tus amigas te digan que ya verás, que cuando menos te lo esperes, que ya te llegará... esos tópicos que tod@s l@s solter@s conocemos más que de sobra, y que te hacen morderte la lengua para no soltar una burrada. Porque, reconocedlo, cuando alguien te dice algo así, la frase suele terminar en "como a mí". Pero no es cierto, a ti nunca te pasa.


Está bien, nunca nunca... supongo que lo mío es un caso aislado. Me explicaré mejor. Yo no sé lo que es el amor, más que por la prensa. Conozco lo que es enamorarse como una burra (y podría escribir un libro) pero no sé lo que es que se enamoren de una (y notad que digo enamorarse, no querer porque sí, mis padres me quieren mucho pero francamente...). Tiene que ser una sensación increíble, ésa de que alguien esté pensando en ti tanto como tú piensas en ella.

El otro día comentaba con alguien (y fue muy... dejémoslo en curioso, que quien me lo dijera fuera precisamente ella) lo jodidamente acertada que es la canción de Melancolía de Camilo Sesto, ésa de "Siempre me voy a enamorar de quien de mí no se enamora" o "soy su amigo quiero ser algo más que eso"...

En fin, que con esto no voy a llegar a ninguna conclusión, sólo amargarme un poquito más, y pese a que todo el mundo sabe lo que a los humanitos nos gusta regodearnos en nuestra propia mierda, cierro ya sin releer (porque me va a dar mucho asco de mí misma) el que creo será el post más deprimente de todos los que he escrito hasta ahora.


Os dejo con "Somebody to love" de Queen, que viene que ni al pelo. Hala, ya podéis ponerme a parir en los comentarios, pero al primero o primera que me venga con un topicazo, le muerdo un jojo, aviso ¬¬

PD: La parte buena del día la ha puesto el verle la carita a mi sobrina en la ecografía de los 7 meses...

Un país en la mochila: Zupe por Eujcadi

0 comentarios

De vuelta de unas vacaciones breves pero intensas, ya está la bollera más dicharachera de Barrio Sésamo para traeros mis nuevas andanzas por ésta nuestra piel de toro. El destino elegido esta vez para mis vacaciones de pre-Semana Santa ha sido... las Vascongadas! Allá va la transcripción de mi cuaderno de bitácora...


Viernes 7 de abril

9:00 (o por ahí) Me despierto, comprobando con horror que las horas aún no tienen dos dígitos (quicir, ¡¡¡que son las nueve y yo estoy de vacaciones por diosssss!!! ¡¿Qué hago que no sigo durmiendo?!), y que tengo el cuello y la espalda con dolores por todas partes, pero como una ya está acostumbrada a los achaques de la edad, me levanto, me hago el colacao, me ducho, me hago la maleta y casi sin darme cuenta son las...

13:00 Me presento con Cucarachita en la puerta trasera del currele. Como me tomé el día libre para poder dormir hasta tarde (sí, por favor, matadme por no haberlo aprovechado mejor), no tengo que entrar, sino esperar a que salgan mis dos compis de viaje, que currelan donde yo (igual que el resto de la compañía). Metemos las maletitas en el coche y salimos camino al norte.

13:30 Una de mis compis y yo no hemos comido (y Cucarachita también tiene hambre) así que nada más coger la carretera de Burgows para comprar víveres (aunque mi compi ya se había zampado unas bolsas de patatas que compré para que no me mordiera por el camino, que ya me la conozco) y para repostar (¬¬). Nos jalamos los sangüis en un pispás y nos subimos al coche para retomar el camino.

13:45 Intentamos salir de la gasolinera limpiamente (sin éxito). No es que yo me oriente mal (que también) es que la rotonda indicaba que había que rodear hasta la tercera salida (hasta ahí bien) y luego en vez de salir, atravesar la rotonda (?!) y tomar la salida de enfrente. Confundidas, nos metemos por donde tiene pinta de estar la salida, pero ante el exceso de información (una media de siete postes con siete carteles cada uno en cada salida de la rotonda) necesitamos tres vueltas al ruedo hasta encontrar uno que indique Burgows.

14:15 Cuando ya pensábamos que nos íbamos a encontrar el cartel de "Wilkommen nach Hamburg", vemos un cartel que indica que efectivamente, vamos dirección Burgows. Empieza a diluviar.

16:00 Del retrovisor trasero surge una cabeza. Una de mis compis de viaje, también conocida como mi Clon, se ha despertado de la siestecilla y pregunta sutilmente si no tenemos ganas de hacer pipí. Como hay un cartel que indica que hay una gasolinera a un km, Zupe obedece y tira pa la gasolinera.

16:10 Atravesamos un pueblo muy largo, y cuando ya estamos seguras de que nos hemos perdido, vemos la gasolinera. Compramos (aún más) guarrerías, hacemos un pisito y volvemos a la carretera.

17:30 Mis apañeras se han quedado las dos fritas, así que no me ven hacer el idiota cantando mientras acelero por la autopista en las cercanías de Bilbao. Contactamos telefónica y visualmente con el otro coche, en el que van mi hermano y mi cuñá (nos cruzamos con ellos por las calles de Bilbao) y después de dar muchas vueltas, conseguimos aparcar cerca del centro, que es donde está nuestro "hotel".

18:00 Las tres ocupantes de Cucarachita llegamos al Hotel Bilbao Jardines, todas monas con nuestra maletita con ruedas del mismo color, cual azafatas del undostres. En la puerta del hotel, llamamos a mi hermano para ver por dónde están. La conversación fue algo así como:


Zupe: Holaaaaaaaaaaaaaa. Que yastamos aquí
Hermano de Zupe: ¿Aquí dónde?
Zupe: ¬¬ En el hotel...
Hermano de Zupe: Ah, sí, bueno, no es ahí, es un poco más abajo

Zupe busca con su vista de superlince otra H indicando hotel en la misma calle. Sin éxito.

Zupe: ¿Dónde?
Hermano de Zupe: ¿Ves un edificio con las ventanas azules?

Zupe ha visto el edificio con las ventanas azules (pa no verlo!), pero no ve que ponga "Hotel" por ninguna parte. Sube la mirada, sube la mirada, sigue subiendo hasta que encuentra el cartel "Pensión". Nuestro gozo en un pozo.



19:00 (Atención a la hora) El dueño de la pensión nos indica cuál es nuestra habitación (cama de matrimonio + individual) y secuestra mi DNI. Dejamos las cositas y mi cuñada dice que mi hermano y ella tienen que irse corriendo al teatro porque van a ir a ver a Les Luthiers y la función empieza a las nueve. Como lo dice con mucha seguridad, nadie le comenta que aún quedan dos horas...

19:05 Llamada telefónica de mi cuñada que se ha dado cuenta de su error. Quedamos en dar una vueltecita mientras para hacer tiempo.

19:10 Bajamos y nos encontramos con una manifestación del pequeño comercio por las calles de Bilbao. Esas manifestaciones molan, son poquitos, dan botes, gritan sus consignas... y delante llevan a un coche con música tradicional vasca.

20:00 Cañita y primeros pinchos para mujeres con estómagos desesperados en una taberna en la que tienen puesta música lolaila (esto es una constante que nos seguirá en todos los bares vascos. Curioso como poco).

21:00 Helado de dos (2) bolas de vuelta al casco viejo. Damos una vuelta metiéndonos en tiendas de éstas de jipis que huelen a incienso y mis compis se compran dos camisetas iguales. Mi clon está a punto de ser atropellada por un tranvía (suerte que no lo fue, no sólo porque es mi clon y la aprecio sino porque hubieran sido las últimas palabras más absurdas de la historia: "¡Cuidado A...! - ¿Qué? - Ziunnnnggggg")

23:00 Hasta las narices de patearnos las calles, nos metemos las tres muertas de frío en una cafetería que da a la ría y nos ponemos hasta las cejas de pintxos. Quedamos allí mismo con mi hermano y la novia, y cuando llegan les acompañamos por solidaridad comiéndonos un sangüis de tres pisos. Amigos, esto es sólo el principio u_u


Sábado 8 de abril

01:00 El trío peligroso se va a la camita. Mi Clon y yo decidimos compartir la cama de matrimonio porque la otra (llamémosla Elementa) se mueve mucho de noche y no queremos que nos dé patadas. Mi Clon y yo activamos el Bluetooth y nos pasamos información durante toda la noche xD

01:05 Zzzz...

09:00 Turnos de ducha en el baño. Nos acicalamos y salimos piscológicamente preparadas para ver el Guguenjaim. Nos montamos los cinco en Cucarachita y decidimos aparcar cerca del museo, buscar una cafetería donde desayunar un café con tostadas y ver el museo hasta la hora de comer, cuando nos juntaremos con el resto del grupo (al final llegamos a ser diez).

10:30 Hartos de no encontrar ninguna cafetería en la que hagan tostadas, nos metemos en una en la que hay curasanes y pintxos. Desayunamos y nos metemos en el Guguenjaim. Nos dan la audioguía y en el distribuidor, también llamado Atrio, nos piden que nos acerquemos a las columnas de piedra y acariciemos sus formas sensuales. Y además el arquitecto quiso poner las planchas de titanio porque le recordaban a las carpas que compraba su madre de pequeño y que metían en la bañera, donde se ponía a acariciarlas, antes de que por la noche se la merendaran. Serán guarros y gores y de todo >_<

¿Por qué me hicieron acariciar el titanio para luego decirme "recuerde al arquitecto y la carpa"? (¡_¡)

Eso sí, las esculturas de metal de la sala tocha, que son como laberintos, se salen ^^

12:00 A lo tonto es casi la hora de mover Cucarachita por la mierda de las zonas verdes y azules. Mi hermano me acompaña (no sin antes ponernos una pulserita de papel en el museo para que luego nos dejen entrar) y de camino al coche nos encontramos con la señora de las multas (no sé si llamarla multera o multeadora) que tiene un sólo objetivo: mi coche. Caminamos unos 150 metros detrás de ella a toda leche, y en el último segundo, unas chicas la paran para preguntarle algo. Mi hermano y yo nos metemos en Cucarachita antes de que se dé cuenta y nos ponemos a buscar aparcamiento.

13:30 Volvemos al Guguenjaim no sin antes: a) Aparcar en un sitio ajustadísimo frente al Guguenjaim; b) Descubrir con horror que los parquímetros están interconectados y no sólo tenemos que cambiar de sitio sino de zona; c) Intentando cambiar de zona nos salimos de Bilbao, peaje incluído.

16:30 Mi Clon y yo estamos hasta las pelotas de tanto arte, y empezamos a asustarnos de que nos gusten exactamente los mismos cuadros y hagamos exactamente los mismos comentarios. Además yo no hago más que dar la vara arrastrándome de un sitio a otro titulándome en voz alta: "Mujer aburrida sentada en escalera de incendios", "Mujer aburrida apoyada en pared de formas sensuales", "Mujer aburrida en planta interminable llena de cuadros"... Al final el museo se acaba y nos vamos a jalá, que el resto del grupo ya está en Bilbao y se están poniendo ciegos de pintxos sin nosotros *cabrones!*

19:00 Hemos conseguido calmar nuestros estómagos (os diría qué pasó en medio, pero había entrado en modo Gollum y recuerdo más bien poco, sólo que los pintxos estaban buenos y que vimos a Javier Patapumparriba Clemente, o a su guiñol, hay dudas al respecto). Y como aún tenemos que ir a la casa rural (la de los adelantados, los nuevos tienen otra en el pueblo de al lado), mi hermano y mi cuñá por un lado y mi Clon y yo por otro (bueno, por otro no, detrás) vamos a Zestoa a ver si conseguimos dar con la casa.

21:00 Después de recorrer ochenta veces un área de unos diez kms cuadrados, y de hacer una media de diez pirulas por hora, a cual más peligrosa (el peligro es como una droga) la señora de la casa nos llama para decirnos que nos paremos, que ya nos viene a buscar ella. Qué triste xD

21:10 La señora (que es como Arguiñano, pero en versión femenina, y más guapa, desde luego) nos encuentra (decía que nos había visto dar vueltas desde el porche de la casa xDDD) y nos guía hacia nuestro refugio, que es una casita superchula en mitad de las montañas, con un perro que no es Niebla pero que tiene una cara de mala ostia que asusta. Dejamos las maletas y nos vamos a Zumaia de naranja (el chiste malo no es mío, es de mi Clon u_u) a juntarnos con el resto de la tropa y cenar.



Domingo 9 de abril

01:00 Después de una cena que estaba buena, pero con un bacalao un poco flojo (una ya se va volviendo un poco sibarita), nos vamos los de la casa del monte a mimir. Por increíble que parezca, mi cuñada y mi Clon aún tienen hueco en el estómago para quedarse retrasadas en la cocina de la casa rural zampándose unos sangüis de nutella.

01:05 Zzzz...

02:00 Mensaje de Leda que tiene pinta de ir un poco piripi. Zupe después de recuperarse del infarto le quita el sonido al móvil por si hay reincidencias.

04:00 Mensaje de Leda que vuelve a infartar a Zupe (que NO le había quitado el sonido al móvil). Zupe abre los ojos un par de milímetros más y se asegura de que esta vez el móvil sí que se quede mudo.

09:00 Mi clon y yo tenemos el primer turno de ducha (por separado, no penséis mal) y nos vamos a desayunar, porque hemos soñado con ese pan tierno y la leche pura de vaca que nos dijo la dueña el día anterior. Nos metemos entre pecho y espalda un desayuno que no se lo salta un gitano y cuando bajan mi hermano y mi cuñada, retomamos esa ancestral costumbre hobbit de hacer un segundo desayuno. En total, hora y media desayunando xD

11:00 Nos vamos a Zumaia, donde nos redistribuimos todos en dos coches y nos vamos a hacer una ruta de pueblos del interior. Vemos Azpeitia, Loiola, Azkoitia, la vuelta ciclista a Euskadi, y como estamos caninos decidimos ir a un asador perdido en el monte por una carretera en la que sólo cabe un coche, con más curvas que Angelina Jolie y niebla, amiguitos!!! ¿Alguien da más?

14:30 El asador está a rebosar y no hay sitio para diez pobres hambrientos, así que nos vamos a otro pueblín (quicir 4 casas malcontás) llamado Lastur a comer en la posada. Antes preguntaba si alguien daba más... ahora además diluvia u_u

17:30 Todos se piden unos chuletones que quitan el hipo menos yo, que me como medio pollo de caserío (me fío) y me dejo las patatas porque ya no puedo más (y quienes me conocen saben que para que yo diga eso...). Me salto el postre y me meto en su lugar un tanque de patxarán que junto al txakolí de la comida hace que salga de la posada con un extraño movimiento de balanceo y una nueva capacidad para reírme mucho de los chistes malos de mis compañeros de coche (yo no conducía, claro).

19:00 Vemos unos cuantos pueblos más: Itziar, Deba, Mutriku (muy chulo, pero llueve demasiado como para verlo bien) y Getaria (famoso por su ratón y porque fue donde nació Elcano). Aquí paramos a tomar un colacao en el puerto para ver si deja de llover (y sorprendentemente lo hace) y damos una vuelta: el pueblo me encanta (y a mi Clon, claro).

21:00 Vuelta a Zumaia de naranja para cenar, esta vez de pintxos, pero como yo todavía estoy batallando con el pollo, me pido sólo una cocacola.



Lunes 10 de abril

01:00 Volvemos a casa y de camino nos encontramos con un barco muy grande en el que viajan parejas de animales y un señor con barba blanca. Como os podéis imaginar, nos estaba cayendo la del pulpo.

01:05 Zzzzz....

09:30 Repetimos el ritual del día anterior, desayuno incluído, ésta vez con café (ya puestos a hacer excesos...). Zupe está un poquito acojonada porque cuando levantó la persiana por la mañana vio que llovía de lado y hoy sí que toca llevarse a Cucarachita :-S

11:00 Cogemos carretera y manta y previo paso por Zumaia de naranja para recoger al resto, nos vamos dirección a Hondarribia (aka Fuenterrabía). Esta vez no nos llueve, sino que nos graniza. Pese a todo, el pueblo es muy chulo y además está el único sitio en el que venden patxarán casero en Euskadi (pero porque no lo envasan ellos, lo envasa el cuñao xD). Zupe como está tonta, no compra nada u_u

13:30 Llegamos a Donossssstia (que es un nombre así como sonoro) con un sol espectacular *milagro!*. Después de intentar aparcar por los alrededores del monte que no es el Igueldo (sin éxito) decidimos dejar a Cucarachita en un parking porque aquí también está asqueroso lo de las zonas.

14:00 Entramos en modo Gollum en distintos bares del casco viejo, arrasando con los pintxos. Después nos damos un paseíto por la playa de la Kontxa (cafelito en la playa incluído) hasta la catedral. (Por cierto, Donossssstia es una ciudad preciosa) Compra de recuerdines varios y paseo por el río hasta volver al coche. A todo esto son ya las

20:00 Subimos al monte Igueldo (previo pago de peaje para subir a la cima O_o) donde la vista de la playa de la Kontxa es estupenda, y mi Clon hace gala de sus cualidades de francotiradora (hizo seis dianas seguidas en un tiro al blanco donde ganó un osito de peluche al que bautizamos "Patxarín"). De vuelta a Zumaia de naranja (ya estábamos pensando en cenar, increíble pero cierto), paramos en Orio (anda, como las galletas!) que es un pueblecito muy pequeño, pero muy cuco. Pierde puntos cuando descubrimos que no hay ningún asador abierto, pero nada es perfecto. Así que seguimos el camino hasta Zumaia, pasando por Zarautz, porque la señora de nuestra casa nos habló de un sitio donde hacían un pollo muy rico.

23:00 Llegamos al sitio del pollo y nos dicen que NO hay pollo. Empezamos bien xD En cambio, tienen costillas, que están muy buenas, y el mejor bocadillo de lomo con queso de la historia (os lo aseguro). Momento muy grande cuando pidiendo los postres, mi cuñada se pide el último trozo que quedaba de tiramisú y cuando se lo traen, más duro que una piedra, empieza a darle con la cucharilla y a decir "Esto es más falsooooo" con la dueña del restaurante detrás xDDDD



Martes 11 de abril

01:00 Vuelta a casa. Jesusito de mi vida y a dormir.

02:00 No me puedo dormir

03:05 Argh, mi estómago

05:15 Estos ardores van a ser de los dos cafés...

07:00 Zzzzz....

08:00 Un señor un poquito desgraciao se pone a tocar el claxon al pie del balcón de nuestra habitación. Por si acaso, por si es Cucarachita que está estorbando (que hay mucho campo y es imposible, pero bueno), Zupe levanta la persiana, mira al señor fijamente a los ojos con cara de odio (bueno, con esta cara -> (=_=) y vuelve a cerrar la persiana. Ya no sonó más la bocina xD

09:00 (=_=) A mi clon y a mí nos toca el segundo turno de ducha. Como he dormido fatal, presumiblemente por culpa de tanto café, vuelvo a mi colacao pese al riesgo de quedarme frita. Eso sí, cayeron igualmente las tostadas con aceite, el pan de leche con mermelada y el bollo casero v_vU

11:00 Vamos a Zumaia de naranja a despedir a la tropa que se vuelven ya a Madrid (nosotros nos quedamos, y recuperamos a la Elementa de Bilbao que la teníamos de espía en la otra casa). Los cinco nos vamos en Cucarachita y el Saxo de mi cuñada a Pasaia, que está pegado a Donossssstia. Hace un día ssstupendo.

12:30 Nos damos una vuelta por Pasaje de San Pedro, que es un lado de la orilla de la ría de Pasaia, cruzamos la ría en una barquichuela, damos una vueltecita subiendo hasta una ermita que está a unos mil escalones del suelo (nos tiramos después una hora descansando como lagartijas al sol) y luego a lo largo de la ría hasta casi llegar a la desembocadura. Vemos una ballena (al menos yo - y mi clon, claro - estamos convencidas de que era una ballena aunque el resto decían que era una barca >_<).

14:30 Entramos a comer en un restaurante con vistas a la ría. La comida está riquísima, y el cocinero es supermajo. No tanto el camarero (luego supimos que era su hermano y eso lo explicaba todo) que era un graciosillo (aunque él lo llamaba "Don de gentes", yo lo llamo "engañarse") al que había que verle con dos cafés en la mano y ese pulso de echarle azúcar a los churros. Comemos durante horas viendo pasar barcos por la ría y con la Elementa que descubre un patrón de comportamiento en la barquilla que hace el paso de personas de una orilla a la otra: sólo se mueve cuando ve que hay gente a la que llevar (....)

18:00 Nos separamos con mucho dolor de mi hermano y mi cuñada que se marchan a Madrid. Quedamos el trío peligroso y Cucarachita, y decidimos ir a Oiartzun, un pueblo cercano donde empieza un sendero que rodea un parque natural. Nos equivocamos de sendero y acabamos en un establo.

19:00 Una vez encontrado el sendero (esta vez sí) mi clon y yo vivimos los momentos campestres más idiotas de los últimos tiempos. Fueron tantos...


Momento idiota #1:
Propiedad que bordea el sendero en la que hay cabras con sus cabritillos. Nos ponemos en la valla a hacerles cucamonas.

Zupe: ¡Ya sé lo que podíamos darles! ¡Azúcar!
Clon de Zupe: ¡Hey, yo tengo un azucarillo!

El Clon de Zupe empieza a darle el azucarillo a un cabritillo que lo chuperretea un poco y lo deja porque no le gusta. La cabra de al lado se lo coje por no hacerle un feo. A todo esto la Elementa nos mira con incredulidad.

Clon de Zupe: No parece que le haga mucha gracia.
Elementa: ¿Pero el azúcar no era para los caballos?
Zupe: Huy, es verdad...

(Nota de Zupe: A ver, yo recordaba que en Heidi le daban a las cabras un polvo blanco. A día de hoy creo que era sal y no azúcar - un fallo lo tiene cualquiera - pero aún tengo que confirmarlo).


Momento idiota #2:
Propiedad que bordea el sendero en la que hay ovejitas. De nuevo nos ponemos en la valla a ver si nos hacen cositas.

Clon de Zupe: Qué monas... ¿Éstas no se comen, no?
Zupe: (Con lagrimillas en los ojos) ¿Comerse? Noooo... ¿Las ovejas se comen?

Momentos de silencio tenso

Elementa: Esto... los corderos...
Zupe: (Con más lagrimillas en los ojos) ¡Pobres corderitos! :3


Momento idiota #3:
De vuelta porque ya habíamos caminado un rato, volvemos a pasar por donde las cabras esperando no tener que encontrarnos con que la cabra que se comió el azucarillo había estirado la pata. Hay una madre y su hija pequeña dándoles de comer hierbajos a las cabras. Nos detenemos y la Elementa (que es de Astorga y se la ve mucho más integrada que a mi clon y a mí) también le da hierbajos.

Zupe se queda a un lado porque no quiere colaborar más en la posible decadencia de la salud de las pobres cabras.

Mi clon intenta coger una hojita de las que hay bajo la valla, refunfuñando "Joer, ¿por qué pincharán estas hojas si no tienen pinchos?" En vez de desistir, se pone cabezona y tira con más ganas. Y entonces se le apareció en su mente la palabra "Ortiga" con letras de imprenta.

Clon de Zupe: ¡Agh! ¡Son ortigas!
Elementa: Pues claro.
Zupe: Aaaahhhh... conque así son las ortigas... (menos mal que yo no iba a darles hierbajos)
Elementa: (A la niña pequeña que había al lado) Ten cuidado no vayas a coger ortigas tú también
Niña pequeña marisabidilla: No, porque las ortigas son éstas, ya lo sabía.

(Mientras tanto mi clon no hacía más que sacudir la mano y soplarse, haciendo burla a la niña xD)


Momento idiota #4:
Dejamos a las cabras que hagan su vida y seguimos por una parte del sendero en la que sólo hay prados a los lados. Zupe se siente especialmente en comunión con la naturaleza y observa que está todo plagado de molinillos de polen. Como si fuera un anuncio, corta uno, lo toma en sus manos, sopla y... como ha soplado contra el viento todo el polen le viene a la cara y se lo come, para regocijo del Clon y asombro de la Elementa.


20:00 Mi clon y yo pedimos clemencia y volver a la civilización donde la flora y fauna sean igual de amenazadores pero conocidos. Paramos un momento en un bar a pedir un agua y a preguntar si venden patxarán casero, y nos cuentan una historia de que en Euskadi ya no se puede vender patxarán casero porque es un nombre registrado por los navarros y si les pillan les pueden poner multa (y de paso yo creo que recelan de nosotras porque deben pensar que somos de consumo). Nos vamos a Oiartzun (pueblo) a meternos en una tienda de jipis (en la que me dicen que si yo era una turista catalana que solía ir por ahí o_O), nos compramos cositas y nos encaminamos a Errentería.

21:00 Errentería se supone que tiene un casco histórico medieval muy bonito... blablabla Yo no sé si es que estamos ya cansadas, pero el pueblo es un poco psá (aparte de que es muy grande, de pueblo tiene poco). Nos metemos otra vez en cucarachita y tiramos para Zumaia. Cenamos de pintxos en un bar decorado como un barco (en el que también tienen puesto calorreo) y nos vamos a casita, a ver si la dueña de nuestra casa se ha acordado de poner una cama supletoria en la habitación para que pueda dormir la Elementa.

23:00 Zzzzzz....


Miércoles, 12 de abril

09:00 Creo que anoche me quedé dormida a mitad de una conversación, pero no lo recuerdo con claridad. Eso sí, esta vez dormí como un tronco, y después del ritual del desayuno de los campeones, pedimos la cuenta a la señora de nuestra casa (que es supermaja). Pagamos, nos despedimos de ella (y nos desea feliz viaje de vuelta a Bilbao... creo que no tiene muy claro de dónde somos, o eso o se me ha pegado demasiado el acento) y nos vamos a darle el último adiós a Zumaia de naranja, y a ver la casa donde durmió la Elementa las primeras noches, que nos había dicho que era chulísima la vista.

11:00 La vista es chulísima, sí, pero para llegar a la casa hay que subir por un sendero en primera, al borde de un precipicio y oyes, será que me estoy haciendo mayor, pero a mí las emociones fuertes cada vez me gustan menos... Vemos la famosa pradera esférica que hay al lado de la casa (ésa en la que parece que nunca te vas a caer... yo por si acaso como me conozco prefiero hacer un acto de fe y no comprobarlo) y bajamos al faro. Compramos patxarán y queso idiazábal, damos una vuelta por el faro y al coche. Miramos en el mapa la forma más directa de pillar la N-I, que es por una carretera comarcal hasta Tolosa.

13:00 La carretera comarcal es más bien un camino de cabras que rodea un valle (precioso y verde, eso sí) en el que tardamos cosa de una hora en recorrer 30 kms. Menos mal que no hay prisa. Cuando por fin encontramos Tolosa, cogemos la N-I para Burgows, donde nos espera una amiga de mis compis para comer.
Durante el viaje mi clon y yo verbalizamos nuestros pensamientos sólo para que la Elementa se entere (en realidad ya tenemos telepatía así que no haría ni falta xD)

15:20 Llegamos a Burgows, metemos a Cucarachita en un parking y comemos de pinchos y raciones en un bar (los "botones" estaban riquísimos). Resulta que la Elementa tiene que pillar el bus a León y salimos pitando porque se le pasa la hora. Cuando llegamos a la estación de autobuses, nos encontramos con que no tiene plaza hasta mañana, así que decide venirse con nosotras hasta Madrid, y desde allí coger mañana un bus.

17:00 Subimos al castillo de Burgows, donde hay una vista muy maja de toda la ciudad y la catedral. Nos tomamos un cocacolo y bajamos otra vez hasta Cucarachita (parando en el camino para tomarnos un helado cómodamente en la plaza del ayuntamiento, que tampoco hay que estresarse).

18:45 De nuevo en la carretera, emprendemos camino a Madrid.

21:30 Zupe deja a sus compis de viaje en sus respectivos destinos en Capitol City y se marcha a todo correr al Carreful, donde tiene que hacer una compra urgente de última hora porque sus papis están en el pueblo y la nevera debe estar tiritando. Una compra sanísima, como os podréis imaginar v_vU

Y eso es todo amigüit@s, la próxima entrega, puente de mayo en Cantabria. ¡Agur a tod@s!

El espíritu de Alanis

0 comentarios

Morissette, sí, o con dos erres, o con una s o una t menos (ya se podía llamar rodríguez). Pero ya sabéis a quién me refiero.

Leda resumió el espíritu de las canciones de esta mujer hará un par de días en una sola frase: guachu nou guatanou jarenou q te jodan xD Es la mejor versión del Oughta Know que he escuchado en mucho tiempo xDDD

Esta microentrada viene a cuento para introduciros una chorrada muy gorda en intenné, el "Alanis Morissette Lyrics Generator", en el que hay un formulario para introducir algo que odies, tu color favorito, tu poeta favorito, el nombre de tu ex y un título sugerente et voilà, ya tienes una cancion à la Alanis.

>Sí, la peña se aburre mogollón...

En fin, sus dejo que son las 7:21 según mi reloj y tengo un bus para ir al curro que perder. Nus vemos a la vuelta de mis vacaciones por las vascongadas (yo conduzco - ella me guía -, que Eru nos pille confesaos u_u).

Sed buen@s y no hagáis el mal!!!