Soy tía

0 comentarios

Mira, parece el slogan de un anuncio macarra de compresas: "Me mola ser una piba".

No, en serio, es que ayer mi hermano (el feliz no, el otro, aunque ayer no sé quién era más feliz) me hizo tía, y él se hizo padre, y de paso hizo una madre, cuatro abuelos...

Creo que captáis la idea u_u

El caso, que no voy a babear todavía más por aquí (bueno sí: es monísima, muy morenita, chatina, tiene muuuucho mucho pelo y muy negro, es muy sentía - que no ñoña yester que te veo venir ¬¬ - según su madre, porque le encanta dar suspiritos xD, y tiene un llanto muy sutil - amos, que no es el llanto éste que cabrea). El caso, decía, es que ayer sufrí un momento de crisis existencial absurda.

Demasiados cambios demasiado juntos: Primero termino la carrera (esto pasó hace un año, pero es que aún no lo tengo asumido del todo xD), luego encuentro un trabajo de persona mayor, luego me voy de casa, luego se casa mi mejor amiga, ahora mi hermano (MI hermano! Ése que me hacía rabiar de pequeña y me tiraba de las coletas!) es padre (y además tiene una maña tremenda!), y el año que viene se casa mi otro hermano! el feliz!!! >_<

Me agobio u_u Porque la cosa es que tengo la sensación de que mis circunstancias cambian, pero yo sigo siendo exactamente la misma (igual de parda, igual de pánfila, igual de todo) uséase, que no evoluciono al menos psicológicamente. Y la sensación que tengo (desde hace muchos años además) es de que estoy esperando a que pase algo. No sé el qué, pero ALGO.

Leda me dice que cuando me siente así me acuerde de ella, que se encuentra en el mismo estado de gracia que a los tiernos 20 añitos (mentalmente yo también -y en cuanto a estatura prefiero no sacar el tema u_u -, así que no me vale el ejemplo), pero al menos veo que no estoy sola porque a ella le pasa lo mismo, que espera que pase ALGO. Yo espero que ese algo sea la lotería (bueno, en realidad no - porque no echo - lo que espero es mucho más profundo y ñoño pero para que me llaméis pedorra me lo guardo pa mí misma y no lo comparto con nadie, sus jodéis :-P)

En fin... que me hago mayor... ains... v_______________v

Pero no penséis que estoy deprimida (me faltan dos días para las vacaciones, habría que ser tonta para deprimirse ahora xD), porque soy la zupertia de la niña más guapa de tolmundontero (sí, orgullo absurdo de tía, no os molestéis en llevarme la contraria ¬¬)

Qué mona es... ^___________________^

La boda de mi mejor amiga

0 comentarios

Y podría seguir con el plagio si no fuera porque no me parezco a Julia Roberts ni en el blanco de los ojos (ahora mismo el mío no es blanco, es rojoputa), no estoy enamorada de mi mejor amiga (aunque a mi Anita la quiero mogollón pero de una forma totalmente casta y pura) y desde luego, no se iba a casar con Cameron Díaz, sino con Susi - no de Susana, que la bollera de la pandilla sigo siendo yo, sino de Jesús - que en vez de tener una rubia melena no tiene ni rubia ni melena. Vamos, que no tiene ni un pelo de tonto xD

No es la primera vez que voy a una boda como miembro de la parte bandarra (quicir, los amigos del novio o novia), pero sí es la primera vez que se me casa una amiga de mi quinta (la del Sesientencoño!) a quien conozco desde que era más o menos igual de alta que ahora pero con bastante menos años (unos veinte años menos).

Así que el sábado a mediodía, después de dormir bastante menos de lo que tenía pensado (una salida chuequil inesperada con pseudoligue aún más inesperado tienen la culpa), preparé una maleta en unos dos minutos para salir con el cucaracho al pueblo de Anita, Illana, en la Guadalajara profunda, junto con parte del grupo de amigas de la novia (todas Modoguays de las Pastoras, de las Modoguays de toda la vida xD).

En vez de hacer como otras veces e ir cantando yo tengo un gozo en el alma grande GRANDE, como no estábamos borrachas (aún), nos dedicamos (mejor dicho SE dedicaron) a ese deporte nacional tan sano que es cortar trajes. Yo mientras tanto conducía con la mirada fija en la carretera y dándome latigazos mentales por no haber dormido más la noche anterior. Una vez llegados al pueblo, después de seguir varios carteles que nos habían colocado los novios, muy previsores ellos, de "Boda Ana y Jesús -> Pallá", aparcamos en la plaza consistorial, también conocida como "la plaza del Pilón" (Anita nos había avisado que había altas probabilidades de acabar la noche allí, en el pilón, que por suerte estaba limpito). Entramos en el hostal que nos había reservado, ante las miradas curiosas de todos los machos ibéricos del bar (nunca me he sentido tan parte de una Caravana de Mujeres), y nos distribuimos por las habitaciones. Después de hacer mucho ooohhh y ahhhh porque estaban muy bien y además tenían aire acondicionado, no sé si por selección natural o por instinto, acabamos en la misma habitación la Leti y yo, marmotas oficiales del grupo.

Bajamos a papear algo, porque la boda no era hasta por la tarde, y teníamos que hacer tiempo a que llegaran las otras tres locas, que venían en el supercarro de la Su (un 4x4 que ha tenido acomplejado a Cucarachita todo el finde), así que nos metimos pal cuerpo unos bocatas, unos helaítos y hala, a echarnos la siesta. Al final la única que se acabó sobando fui yo, porque el resto se fueron a la habitación de al lado a marujear.

A eso de las cuatro y media, me despierto, me pongo los vaqueros sin abrochar (por vergüenza de que me viera por el pasillo algún huésped en bragas - aunque llevaba las rosas supermonas) y me voy a unirme al aquelarre. En qué hora lo hice, porque Leti había digievolucionado a la loca de las pinzas de depilar, y me hizo un placaje sobre la cama (hasta aquí todo muy chechi, si no fuera porque su interés era puramente estético). Cuarto de hora y medio cuerpo colorado más tarde, me liberé de ella y nos pusimos todas a vestirnos y a ponernos monas (en mi caso, a hacer lo que se pudo). Media hora de trajín entre dos pisos y cuatro habitaciones, en ropa interior, con sombra aquí y sombra allá maquillaje maquillaje, para que nos dieran las seis (la hora a la que Anita nos había dicho que estuviéramos en su casa para echarnos fotos "oficiales") con la Carra todavía sin vestir, en bragas y con su tupé gritando lo de siempre, que no nos vuelve a arreglar más (sí, su tupé de hormigón armado, yo creo que esa cosa tenía vida propia y hablaba por ella). Nos intentamos poner un poco menos histéricas y salimos por fin las siete con nuestros taconazos por la cuesta empedrada que nos llevaba a casa de Anita.

Y allí, en la puerta, radiante como sólo las novias pueden estarlo, estaba ella. Primer momento de lagrimillas en los ojos de la tarde, porque no sólo estaba guapísima, sino que como es tan chiquitita, tan finita... parecía una
muñequita. En cuanto llegamos, echando la primera papilla por la cuesta, nos quedamos embobadas mirándola sin atrevernos a darle un achuchón por si le jorobábamos la estampa, hasta que empezó a mandar "tú pallá tú pacá, mama no me pises el velo, una foto con mis amigas" etecé etecé. Estuvimos repartiendo achuchones varios entre ella y la familia, y no sabíamos decir más que "Qué guapa estás... iiiiiiiiiihhhhh" (bueno sí, yo lo combinaba con "Tía que te casas, qué fuerteeeeee"). Muchas fotos hasta que empiezan a doblar las campanas (los pueblos son lo que tienen) y nos vamos por la cuesta (esta vez cuesta abajo que era todavía más chungo) en procesión detrás de la novia y el padrino para acompañarla a la iglesia.

En la Iglesia se para para que entre todo el mundo, la Anita me mira a los ojos y me dice muy seria "No me llores que yo voy detrás", así que trago saliva, digo que sí con la cabeza porque si hablaba me iba a poner a llorar y la Anita es bajita pero matona, y nos metemos todas padentro. Suena la marcha nupcial (que no era otra cosa que la banda sonora de Braveheart - nuestra Anita siempre ha sido un poco friki), la Anita que sonríe todavía más (si cabe) al ver al Susi en el altar, y la Zupe que aguanta como una champiñona (bueno, más o menos, porque cuando la Leti me preguntó que si estaba llorando le gimoteé que no me hablara, que la cataplasma de rimel era lo que me estaba haciendo de retén sujetando las lágrimas).

Y así pasó la ceremonia, no leyeron la carta de San Pablo a los Corintios (que os podría recitar de memoria, merced a los diez millones de bodas que he tenido que cantar en A mi manera), la Leti decía que tenía que haberse traído un Sudoku, yo empecé a hacer fotos absurdas sin flash porque me aburría, la Leti cantaba por lo bajo "Subidón-subidón-subidón" cuando el coro de la iglesia cantaba una movidita, yo seguía diciendo "Tía que fuerte, que se ha casado"... lo normal de las bodas, vamos.

A la salida nos colocamos estratégicamente todo lo lejos que pudimos de la traca de petardos, y con puñados de arroz mezclado con confeti-brillantina en una mano, la cámara de fotos en la otra, y un silbato en la boca,
esperamos armadas la salida. Estuvimos tirando la mezcla ésa rara durante unos cinco minutos, gracias a lo cual tengo confetti hasta en partes nobles que no mencionaré aquí (y no es una forma de hablar) y salgo en todas las fotos del banquete como Zupe, la diosa de la purpurina u_u (y sí, soy sólo yo porque detrás de mí se puso Vir, la más sádica de todas, a regarme con confetti).

De ahí, después de darle la enhorabuena (o pésame, según se mire) a los novios, nos fuimos de camino a la parada del autobús que nos iba a llevar al restaurante a Pastrana. De camino a la parada, nos paró La Rosi (Anita's mum) y nos dijo muy seria "Espero que os comportéis durante la cena". Nosotras hundimos la cabeza entre los hombros e hicimos pucheros, pensando "ya se nos ha jodío el asunto", hasta que La Rosi terminó la frase diciendo que teníamos que gritar, cantar, beber, bailar y pasárnoslo bien para demostrarle a la concurrencia cómo son las mozas de Getafe O_O En fin, las órdenes son las órdenes...

Llegamos a la parada del autobús, y nos encontramos con lo que ya nos había avanzado Anita: iba a haber mucho espabila@ intentando meterse en el autobús, así que teníamos que echarle un par de narices para pillar sitio (esto era importante primero porque si pillábamos el coche nos íbamos a perder por esos caminos de dios, y segundo porque como decía Estibigüonder, si bebes no conduzcas. Total, que conseguimos plaza (yo al lado de un señor muy mayor que no hacía más que moverse y que me tenía un poco acojonadilla) y media hora después llegamos al restaurante. Nos pillamos unos tintos de verano cargados kitikagas, nos echamos fotos para que nuestras madres vieran lo monísimas que estábamos, y ya nos mandaron a sentarnos en el salón. Momentos tensos cuando no veíamos nuestros nombres en las listas de las mesas (ya he dicho que los tintos de verano estaban muy cargados) y ocupamos las siete una mesa junto con dos primas de la novia, al lado de los amigos del pueblo también de la novia, que llevaban un megáfono para armar escándalo (todo muy profesional).

Entran los novios con la marcha nupcial, nosotras acompañando con los silbatos y los amigos de la novia cantando jotas, y hala, a comer se ha dicho. Bueno, a comer y a beber, que yo no sé la cantidad de botellas de vino que cayeron (ejque taba güeno y frejquito...). Voy a obviar el momento en el que me dieron el megáfono para gritar vivas y cuando Nuria se levantó para cantar "Samba, samba, yo quiero mucha samba" conmigo al lado como única acompañante (la idea era que bailaran todos u____u), cuando un señor con la mirada un poco confusa (bizco, vaya) cogió el micrófono y empezó a cantar éxitos de Manolo Escobar y sobre todo voy a hacer como que nunca me obligaron a cantar con el micrófono de la orquesta que amenizaba la cena una canción de Mecano yo sola. Perracas todas ¬¬

Lo peor es que todo sale en el vídeo v_______V

Luego llegó el momento de la liga, con unas tijeras de pescadero nos acercamos a la pobre Anita a despojarla de la liga azulita ella toda mona (en realidad se le había caído a la entrada de la iglesia y la había tenido todo el rato el padrino en el bolsillo, pero el detalle es lo que importa). Y aquí nos juntamos con amigas suyas del pueblo para ir mendigando mesa por mesa al alegre ritmo de...

Mi abuelita tenía un cantaaaar
La que se está armando, la que se está armando...
Echa un tragoooo
Otro traguitoooo
Uno más largoooo
y otro chiquitoooo


La idea era que las tías que dieran un billete se llevaban a cambio un trozo de liga y un chupito (bueno, un vasito más bien) de orujo de hierbas. Les plantaban una servilleta y cada vez que la canción habla de tragos tenían que pegarle un buen tute al orujo. Alguna se llegó a beber el vaso entero ante nuestras miradas de emoción (y pésame por el hígado de la afectada).

Y nada, con la historia de la liga nos quedamos sin comer casi postre, aunque llegamos por los pelos al café y a la copa (se me iba a escapar eso a mí... JA!), y nos sacaron al patio a la barra libre. Ahí lo dimos todo porque ya estábamos borrachas (y yo me había puesto las chanclas, que una tiene ya mucha boda encima para saber lo que le pasa a estas alturas de la noche). La orquesta terminó con el Güizorgüizauyu de U2 con Anita y el Susi bailando muy acaramelados y la Zupe que otra vez se le saltaban las lágrimas porque se acordaba del proceso de "Isa he conocido a un chico", "Isa estoy saliendo con Susi", "Isa me voy a ir a vivir con Susi", "Isa me caso". Ains qué boba soy (¡_¡)

De ahí otra vez al autobús. Yo no sé qué pasó porque en cuanto me senté (esta vez sola) me quedé sopa, pero por lo visto el primo del novio empezó a hacer chistes fáciles con "las del pito" (uséase, nosotras), y cuando llegamos a Illana a seguir con la fiesta en el disco-pub-restaurante-tasca "Wendy" (llamada así por el dueño, Wendy - Wendolin, y es un nombre real como la vida misma) mis amigas estaban cabreadas como monas. Algunas fuimos al hostal, nos cambiamos de ropa, nos plantamos los vaqueros y hala, a seguir con la fies.

A eso de las cinco, cuando ya empezaba a bailar con el piloto automático y el primito de Anita (de unos 7 años) tenía más marcha que yo, decidí que ya era hora de levantar el campamento, así que me eché a Leti al hombro (llevaba media hora sentada con cara de "mátame por favor") y nos fuimos las dos a sobar, con nuestro santo pedete. Hora: 5:50. Test de evasión del pilón: positivo ^^

El rato que hemos estado durmiendo ha sido divertido: han sonado las campanas de la iglesia n veces, había un agonías de otro grupo que no hacía más que llamar a las puertas y decir que se tenían que ir... Hasta las doce y media, hora a la que han llamado a la puerta, Leti ha gimoteado un "¿Quéeee?", y como treinta segundos más tarde se ha oído una voz que decía "Abridme que soy Nuria" (esa velocidad neuronal de las resacas...). Se ha metido en nuestra habitación, nos ha levantado las persianas (creo que alguien había hecho lo mismo antes con ella) y nos ha mandado parriba.

En la ducha me he quitado tres kilos de confetti (que además una vez que se quitaba desteñía, así que tengo toda la tripa a topos verdes, rosas y amarillos), hemos hecho las maletas, nos hemos metido un focata de toltilla y hala, al camino.

Qué fuerte, tía, que se ha casado Anita...

Mi estadística personal (hacía mucho)


  • Peso: No sé, pero ayer me dijo Nines que si había adelgazado (animalico, el tintorro qué malo es)

  • Alcohol: Puessss... un tinto de verano que era más tinto que de verano, n vasos de vino blanco, un señor chupito de pacharán, tres cubatises... vamos que podría resistir un par de semanitas en laponia.

  • Tabaco: No sé, un huevo. Me junté con Leti aka la yonki del fortuna y así me fue.

  • Café: Solo, pero ejque llevo un sueño retrasado que no es normal v_V

  • Novia: 0 (qué creíais? xD)



Mi estadística multimielda:

  • Canción: Enga va, "I say a little pray for you" de Dionne Warwick (demomenaigüeikaaaaaaaaaaa) *Por cierto, he quitado el media player porque con mi conexión chungui no puedo hacer muchas filigranas, pero volverá! MUAHAHAHAHA*

  • Libro: "Anybody out there?" de mi autora de libros de niñas favorita, Marian Keyes.

  • Pinícula: "El nuevo karate kid". No preguntéis por qué u_u

Tarraco!

0 comentarios

Como hacía mucho que no me recorría Jespaña cual Labordeta sin bigote, sin boina y con más pelo, este finde me ha dado el punto y me he ido a Tarraco, a darle un poco bastante la vara a Yesterday y a Crazygal, y a conocer el ambiente catalán.

Bueno, y también a ver si conseguía engañar a alguna catalana para que se liara conmigo, pero no ha habido suerte xD


Viernes 14 de julio, día nacional del franchute

14:00 Después de explicarle a mi jefe que voy a salir de viaje y que no quiero que me pille caravana, salgo una horita antes del currele, me meto en el Cucarachita y hala, a hacer kilómetros. De copiloto llevo: los papeles con el trayecto de la via michelin, cienes y cienes de cedeses y una talega con dos sangüis y dos pesicolas para ponerme gocha por el camino.

16:30 Cucarachita se queda en la reserva, pero no hay problema porque enseguida me sale un cartel de área de servicio. Unos veinte millones de kms más tarde, por fin encuentro la gasolinera u_u Me echa gasofa un chaval muy coloradote al que sólo le falta el cachirulo y cantar lavirgendelpilardiceeee. Pago la gasofa (chicles no porque no tiene, cawen) y de vuelva a la carretera.

17:00 Casi me piño por culpa de un jjjjilipollas (sí, con J) que iba con un Mercedes y frenó en seco porque se acojonó con un coche de la guardia civil. Doy cuatro volantazos y consigo esquivar: a) el puto mercedes, b) el quitamiedos, c) un autobús de alsa, d) los picoletos. Con el corazón a mil, sigo por el camino con el autobús dándome las largas (???) y no sé si habré perdido los 12 puntos de golpe, pero mejor eso que encontrarme con un Game Over atravesando el parabrisas (qué miedo pasé, la leche...).

19:30 Al pagar el último peaje, consigo recuperar del suelo la comida (todos los cd's, la comida y los papeles se fueron al suelo del frenazo) y engullo el segundo sangüis. Tal como Crazygal me dijo, el alcohol mueve montañas y también autopistas: el cartel de Vilafranca del Penedés (fijo que he metido la gamba con el acento) está mu clarito. Me meto en el pueblo y en cuanto puedo llamo a Crazygal para que venga al rescate. Aparco en zona azul, pero como no tengo monedas tengo que mendigar cambio. En la primera tienda me dicen que no tienen (aunque le acababa de dar un kilo de chatarra a una clienta, pero weno, igual por eso ya no tenía), y en la segunda, un bar, a la entrada me encuentro al friki del día: un clásico parroquiano acodado en la barra que al verme entrar por la puerta me grita en toda la oreja WEEEEEEEAAAAAA O_O

Una vez repuesta del susto, saco mi billete de cinco eurines y con voz temblorosa pido cambio para el parquímetro. Me dan un cambio un poco agarrao y a la salida me vuelve a gritar el mismo tipo, pero en el otro oído >_<

19:45 Le mando un mensajito a Yesterday, que antes se me había puesto toda folklórica cantándome precausió amigo condustó, y me pongo a esperar en una barandilla todo lo separada del friki del bar que puedo (tampoco mucho porque no siento el culo y casi no puedo andar)

20:00 Llegan Crazygal & sista, con Yesterday al móvil y me cuentan que hay cambio de planes. En vez de ir directamente a Tarraco a cenar en la crepería donde curra Yester a observar cómo se da jostias contra todo, vamos a esperar a Krysta, que viene en cercanías, cenaremos en Vilafranca y luego iremos a Tarraco cuando Yester salga del curro. Damos una vueltecita en la que vemos a dos niños/atos darse un rejostio con diversos artefactos de dos ruedas (hay mucho cani en potencia suelto) y hablamos a voces con Leda que me echa en cara no estar en casa para el cumple de mi suegra (T_T) - a voces porque puse el manos libres, se entiende. Nos tomamos un cocacolo en un bar presuntamente bollo en el que nos encontramos con el amigo metrosexual de Crazy y hacemos un intento de cena

22:00 El intento se queda en ello porque no nos llegan a atender, así que nos dirigimos a la estación de Cercanías, porque Krysta estaba a puntito de llegar. Con Krysta hablando por los codos, nos vamos a un chino a ver si jalamos o algo, y después de muchas dificultades con el idioma (el chino es lo que tiene) cenamos, nos tomamos unos cafeses (yo uno solo porque estoy que me muero) y hala, al Cucarachita para pillar la carretera a Tarraco.


Sábado, 15 de julio

0:30 Entre el Hips don't lie de Shakira cantado a voces, llegamos a Tarraco. Intentamos llegar a la Plaza Imperial, pero nos la pasamos de largo (deberían llamarla Plaza de los Patos). Por fin encontramos el camino y allí está Yesterday gritando "Tiaaaaaaa!! Estáis en Tarracoooo!!!" Sí, la verdad es que yo tampoco me lo creo xD Decidimos hacer botellón, así que nos metemos en el Opencor a por el bebercio. Me pongo a hacer pucheros cuando, ya con dos botellas bajo el brazo, nos dicen que no venden alcohol después de las once. *Aviso a la población china de Madrid: en Tarraco tenéis un mercado virgen y por explorar*. Con nuestro gozo en un pozo, vamos primero a la estación de tren, donde nos espera Tomochan desde hace no sé cuánto, y de ahí a El garito de ambiente del puerto.

1:00 Mientras esperamos a la pareja de bollos de las que Yester es velilla, nos dedicamos a hacer el ganso de forma variada, con el baile del pollo, el baile de la taza (aunque yester ya me lo había hecho en el opencor en el pasillo de las bebidas alcohólicas - creo que por eso no nos vendieron nada u_u), el baile del espagueti, cantando canciones de sailor moon... vamos, cosas de mucho miedo.

1:30 Con toda la Compañía reunida, nos vamos al Chill Out, El Garito de ambiente de Tarraco. Aunque la entrada es gratis, nos ponen un sello en la mano al pasar (ante nuestra cara de "ein???") que se ve que al puerta le hacía ilu y tal. Nos pedimos unas copillas y nos situamos al fondo, entre tarimas potenciales donde a lo largo de la noche bailaremos como locas.

2:30 Una rubia siliconada con minifaldita se pone a bailar levantando la patita por encima de la barandilla ante nuestra (vale, MI) mirada lujuriosa y babeante.

3:30 Krysta se sube a la mesa donde tenemos las copas y saca la gogó que lleva dentro, ante nuestras (y esta vez sí es NUESTRAS) miradas lujuriosas y babeantes. Intentamos seguirle el ritmo, subiéndonos también a las mesas si hace falta, pero es(tá) demasiado buena para nosotras

4:30 Un chaval gay superdivinodelamuerte se pone a hablar con Crazy y de pronto veo que se giran hacia mí y me señalan o_O. Se me presenta (no me acuerdo de su nombre, mi memoria de pez es mítica) y me dice que es que quiere conocer bolleras ô_O - supongo que no había el suficiente drama en su vida - y me pregunta que por qué nos ponemos siempre al fondo de los garitos xDDD Mi respuesta es "Ejque semos asín de dijcretas...", aunque lo primero que se me pasó por la cabeza fue "Porque así nos podemos meter mano con más disimulo" - sólo que no lo dije porque a mí nunca me meten mano (bueno, miento, al día siguiente un pavo - gay, encima - me tocó varias veces el culo en Aire >_<)

5:30 Yester se invita a unos chupitos de tequila. Aunque a mí el tequila me sienta como el culo, y noche que lo huelo noche que acabo tirada por los rincones, me apunto a la ronda. Las valientes: Yester, Crazy, Krysta (bueno, sólo medio valiente porque se tomó uno mitad tequila mitad lima) y yo. Las rajás: Tomochan que estaba apotronada en una mesa junto a la sista de Crazy *cof cof cof xDDD*.

5:31 Efectivamente, el chupito me sienta como el culo y tengo todo así como nublado durante un buen rato. Me quedo dormida de pie (y no es una forma de hablar) y con las gafas de sol puestas (me las debí poner en algún momento que no recuerdo). De pronto están cerrando el garito y balbuceo algo así como "Gasdfjaljaoijaos pafueraaaa" *N. del T.: Susesperofueraaaa*

6:ypico Viendo que me estoy clavando todas las plantitas de la jardinera en la que me he sentado, y que el resto no sale, voy en su búsqueda y me doy cuenta de que me estaban buscando por los baños xD Eso me pasa por ser tan chiquitilla... Total, que salimos, Tomochan se pone a abrazar farolas, y decidimos que nos vamos a pegar un bañito en la playa, que está a un paso - literalmente.

Ya en la playa, Yester, Krysta y yo nos despelotamos para quedarnos en ropa interior (ellas muy conjuntadas, yo cada cosa de su padre y de su madre xD) y nos metemos en el awita que está mu buena (y ellas más). Se me baja el pedete y hacemos el ganso de nuevo, haciendo las tomas falsas de las Vigilantes de la Playa, dando abracitos húmedos a las rajás que se quedaron en la orilla (cuando hice lo propio con la hermana de Crazy sólo me dijo "Te... odio... mucho..." xDDDD y haciendo luchas de arena con resultado incierto: Crazy dice que ganó ella, pero al día siguiente tenía dos bocaos en los brazos que le había dado Krysta que decían lo contrario xDDDD

Vemos amanecer... ohhhhhh...

7oporahí (ya era de día) Crazy, su hermana y Krysta se tienen que pillar el tren corriendo, así que nos despedimos de ellas (no sin antes apostarme con Crazy que al día siguiente iba a llevar escotazo sin sujetador, mi honor y cinco chupitos me iban en ello) y Tomochan, Yesterday y yo nos vamos a desayunar a un nosecuantos que es una cosa muy típica catalana, pero que en realidad es una cafetería/bollería. Tenemos una discusión bastante absurda las dos de Tarraco, la camarera, un parroquiano y yo - en la que servidora llevaba razón, por supuesto xD - acerca de qué es un café cortado (todo el mundo sabe que es un café en taza pequeña con una gotita de leche) y de la existencia de los cafés manchados. Janimalicos... xDDDDD

8porlomenos Con los cafés y los bollos en los estómagos, nos despedimos de Tomochan y Yester y yo nos montamos en el Cucaracho para ir a su jogar, en un barrio "chungo" (pobreta, el día que vea Carabanchel o Vallekas lo va a flipar xD). En la puerta nos encontramos a sus padres que se iban a hacer la compra. Meto el cucaracho en el garaje y sus perras nos dan la bienvenida ladrandu mucho >_< (sí, me hago la víctima, porque luego eran muy buenas, pero mi primera impresión fue de "qué histéricas" xDD)

Yester me enseña su humilde jogar y el camino a la ducha. Aquí podría insertar el argumento de una peli porno, pero para no manteneros con la intriga, nos pegamos una ducha (por separado, además u_u) y nos fuimos a la cama (cada una a la suya u_____u)

Aunque estamos reventás, nos ponemos de charleta (y de paso se descojona un poco de mí porque dice que soy ñoña ¬¬ - y no lo soy) y no nos sobamos hasta las diez y mucho.

13:00 Entre gemiditos varios nos vamos despertando. Tenemos que decidir qué vamos a hacer, pero mientras tanto Yesterday se pone su gorra de pensar (aunque no se le ocurre nada) y frikeamos un poco por internés. Al final la conclusión es que nos vamos a hacer algo de papeo, iremos en la motozippy para dar una vueltecita por Tarraco y luego a la playita a papeá, a bañarnos y a hacer el perro en general. Durante la preparación de los focatas me descojono un poco de Yesterday por el choque cultural con las comidas (jamón dulce... pfffttt... xDDD) y ella me enseña a decir pa amb tomacat (o algo asín, no sé cómo se escribe pero lo pronuncio de puta madre xD)

14:00 He motozippeado!!!! Aunque voy un poco acongojadilla porque es la segunda vez que me monto en moto (la primera vez fue allá por mis tiernos 10 añitos), y Yesterday se va desjojonando de mí porque le voy marcando las curvas como si estuviera bailando una jota (bueno, y por cómo me queda el casco, que parezco la hormiga atómica), pero la espera en los semáforos hace que compense ajajjajajajaja Qué acelerones.... qué calores, por favó... xDDDD

16:00 Damos una vuelta por la parte alta de Tarraco, por la facultad de Yester, el anfiteatro, el faro donde van las parejitas a follar, y en ese paraje tan entrañable, con el mar a un lado y la petroquímica a otro, nos sentamos en un banquito a papeá. Después de un par de cigarros y una conversación intensa de éstas que sólo se pueden tener a la hora de la siesta, volvemos a la civilización, concretamente a la playita, a ver si vemos ojos bonitos ^^

Aunque no hay suerte u_u Le sugiero a Yester que haga topless pero no se deja *cawen*

17:30 Después de perrear en la playa y tostarnos un poco vuelta y vuelta, volvemos al jogar a darnos una ducha y ponernos monas (cinco chupitos son cinco chupitos) para salir por la noche por Barna. Miramos los horarios de trenes, por los que vemos que tenemos tiempo de sobra.

19:30 Tomochan nos manda un mensaje para decirnos que ya está en la estación esperando (esta chica se pasa la vida en la estación), pero a nosotras se nos va un poco la olla (bueno, eso y que soy un poco lerda para sacar el coche del garaje), llegamos con el tiempo justo a pillar el tren, pero como no encontramos aparcamiento por la estación, perdemos el tren u_u

Le mandamos un mensaje a Crazygal para decirle que vamos a llegar tarde y se caga un poco en nosotras u____u

En la estación están Tomochan y Laila, que es así como... joven v_vU. Pillamos los billetes y nos vamos a esperar al andén.

21:30 En el tren, que resulta ser un tren borreguero (el bueno era el que habíamos perdido), nos sentamos, y hasta que arranca, una pareja de sudamericanos (chico/chica) empiezan a discutir y a jostiarse a voces. Ante mi alucine porque pensaba que esas cosas sólo pasaban en Madrid, se acaban bajando del tren con medio personal revolucionado porque en la estación se seguían cascando, y los de seguridad sin aparecer por ninguna parte. Flipa.

Intento sobarme pero he sido tan hábil que mi respaldo es compartido con un asiento plegable en el que hay un niñocabrón que no hace más que levantarse y sentarse, con el correspondiente *bum* cada vez que se mueve. Aún no sé cómo, pero consigo refrenar un par de rejostios.

22:00 Laila y Tomochan se van a dar una vuelta por el tren para estirar las piernas. Yo, aprovechando la coyuntura, me siento al lado de Yester que no tenía respaldo joñón, y me quedo sopa.

23:15 Abro los ojillos cuando llegamos a Sants y me encuentro con la cara de Yesterday que me mira con cierta cara de rencor contenido, preguntándome por qué oh por qué me tenía que haber quedado dormida dejándola sola ante el peligro xDDDDD Janimalico...

23:30 Llegamos a Plaza Cataluña, donde habíamos quedado con Crazy, que a esas alturas debía estar haciéndonos alguna maldición vudú, pero por una razón de orientación que se me escapa, acabamos en el Paseo de Gracia (ein?). Mientras esperamos a que Crazy y Krysta vengan a nuestro rescate, me pongo a practicar mi catalán de niña de tres años, leyendo todo aquel cartel que se me ponga delante de los jojos, y Yesterday me enseña que si una tía me pregunta "Com te dius" o algo asín, que diga sisisisisi, la coja de la mano, y me la lleve al baño. Me queda taaaaanto por aprendé.... :3


Domingo, 16 de julio

0:30 Estamos en el bar donde nació Barranquilla, que queda al lado de Aire, el bar bollo al que íbamos a ir (cualquiera lo diría, sólo había unas 7 bolleras por metro cuadrado - por cierto qué buenas estaban todas, joño) Nos pedimos unos focatas y una jarra de sangría mala como ella sola para irnos entonando. Crazy nos enseña sus heridas de guerra (los bocaos en la lucha en la arena) pero en el fondo sabemos que disfruta recordándolo xD Intentamos llevarnos a la hermana pequeña de Barranquilla, pero no le cabe a ninguna en el bolso, así que la abandonamos allí a su suerte

1:00 Entramos en Aire, que es un garito bollo que está muy guapo, y la música mola, así que nos ponemos a bailar como locas, buscando objetivos potenciales.

1:15 Objetivos potenciales localizados. En el grupo que tenemos al lado hay una morena para Yester y una rubia para mí. Muy mal se nos tiene que dar la cosa.

2:00 Voy a por tabaco porque llevo mendigándole a Yester desde que vine, y a la vuelta me la encuentro poniendo en práctica aquello de "el roce hace el cariño" con la morena. Sonrío beatíficamente y le pido fuego a una de las del grupo de al lado (no era la rubia pero también estaba tremenda). Ante mi asombro, me da fuego y conversación O_O

Chica con mechero: Tú eres la que antes ha ido a la barra y yo estaba en medio, ¿verdad?
Zupe: O_O Ehhhh... sí...
Chica con mechero: Tía, perdona, con lo que me jode a mí ir a pedir y que esté la gente ahí estorbando

Zupe mira a los lados buscando la cámara oculta porque no puede ser que ella haya ligado

A partir de ahí, una conversación insulsa por mi parte, con la que me doy cabezazos mentales. De pronto, veo la luz y le ofrezco tabaco

Chica con mechero: Ay, muchas gracias, aunque... me lo tienen controlado
Zupe: ¿Quién?
Chica con mechero: Ella (señalando a la rubia!!! síiiiiiiiiii!!!)

Aquí es cuando me puse a tratar de razonar el hecho de que le limitara el tabaco a la pobre mujer. Yesterday seguía currándose lo del roce con la morena, y yo trataba de infiltrarme en el grupo para ponerme a bailar con la rubia (sin éxito porque había un aprendiz de Marica Mala en tol medio).

3:00 Yesterday y yo coincidimos en la barra porque tenemos ya muchos calores y nos pedimos un cubata. No hemos terminado de pagar cuando encienden las luces del garito (ya podían avisar al pedir, joño). Nos toca bebernos el cubata de un trago, y enterarnos de adónde van la Casta y la Susana (una morena y una rub-bia...). Se van al Demerr o algo así, que por lo visto está en la quinta puñeta, pero dicen que tienen tres plazas libres en sus coches. Yesterday y yo miramos al resto de nuestro grupo con lagrimillas en los ojos para que vayamos al Demerr pero nada, acabamos en el Arena. >____________________<

4:00 A partir de aquí el cubata se nos subió cagando leches porque aún nos duraba el subidón de la morena y la rubia. El Arena estaba petao de gente. No estaban la morena ni la rubia. Yo me cargué el pantalón (otra vez) en una de estas que me agaché bailando (soy lo peor). La morena y la rubia estaban en el Demerr. Yesterday se perdió buscando el baño. Yo no hacía más que decir "Qué buena estaba la rubia". Crazygal y yo nos perdimos buscando la barra. Yesterday no hacía más que decir "Y la morena..." (aunque llevaba un rosario de collar, pordiossss).

5:00 Después de un rato que no sabría decir cuánto duró, Yesterday se va a pedir un redbull y yo la acompaño, porque no hace más que decir "Estoy tajá", aunque no la dejo que vaya abriendo paso (aún recuerdo los rodillazos a los bolardos durante el Orgullo). De camino a la salida, el friki #1 me coloca el top recordándome vagamente a mi madre (sólo le faltó decir "Hija, ni vestirte sabes!"). Yester y yo nos sentamos en un bordillo en plan totalmente patético y nos ponemos a tener la segunda conversación sesuda en menos de 24 horas.

5:30 Se nos acerca el friki #2 y nos pregunta: "¿Me puedo sentar con vosotras?" Yo ya estaba a punto de decirle "Sí hombre sí", siguiendo mi tónica de "dejad que los frikis se acerquen a mí", pero Yester le mira a los ojos (todo lo que puede concentrarse en los ojos de alguien - y esta vez sí eran ojos de verdad - con tanto alcohol en sangre) y le dice "Pues mira, no." xDDDDDDDDDDD

El friki se encoge de hombros y se aleja en busca de otro par de bolleras lamentables a las que atormentar.

6:00 Chapan el Arena y después de un rato en el que no vemos al resto de la banda, las llamamos por teléfono. Por fin conseguimos reunirnos y nos vamos a Plaza Cataluña, en busca de a) un servicio porque me hago pipí como una niña mayor y b) una cafetería porque nos estamos quedando dormidas de pie.

6:30 Me recorro con Crazy toda la plaza Cataluña, aparcamiento subterráneo incluído, sin encontrar ningún baño abierto. Muy frustradas, vamos a la cafetería donde estaba desayunando el resto. Como no les quedan donus, me pido un focata de tortilla pa mojar en el descafeinado. Krysta nos ilumina con su concepto del amor y del sexo y con sus palabras en mente, nos despedimos de ella hasta la próxima (no por su filosofía de la vida, es que tenía que pillar un tren distinto al del resto xD) y nos vamos a pillar el tren hasta Sants.

7:15 En cuanto me monto en el tren me abalanzo sobre el baño. Cuando salgo, ya estamos en Sants y tengo que salir corriendo para no quedarme dentro. Nos despedimos de Crazy en plan supersentido poniendo las manitas sobre el cristal, y nos vamos zumbando al andén contiguo para pillar nuestro tren para Tarraco.

7:30 Conseguimos convencer a los revisores para que nos dejen pasar al andén, carrerita y hala, al tren bueno, con asientos supercómodos, respaldo blandito y hombro de Yester aún más blandito (le planté la cabeza a la pobre, que me debió coger un complejo de almohada... pobreta).

8:oporahí Yester me despierta de un codazo y me dice que nos tenemos que bajar. Yo no digo nada porque tampoco estoy en condiciones de ná, sólo le retransmito el codazo a Tomochan y cuando nos levantamos, Tomochan nos dice que ande vamos, que aún no hemos llegado. Resulta que Yester había soñado que nos bajábamos del tren u______________u

Retomamos nuestras posiciones en el tren, y a sobar hasta Tarraco.

9:30 Yester me arrea otro codazo y me dice que esta vez sí hemos llegado. Nos bajamos del tren y vamos a por Cucarachita, no sin antes despedirnos (creo, porque tampoco me acuerdo muy bien, estaba demasiado sobada) de Tomochan, que es muy friki, pero es muy maja xD

10:00 Llegamos al jogar de Yester, donde me armo de valor y me pongo a meter el coche marcha atrás, aun a riesgo de llevarme su pared de recuerdo. Subimos a la camita y sin ducha ni ná, me pongo el pijama. Llegan sus padres y como he metido el coche de culo (y no me refiero a lo de marcha atrás) tengo que ponerlo mejor, así que con mi mirada lánguida de (=_=) me dejo guiar por el padre de Yester, le deseo buenas noches, y me voy a sobar. Esta vez la conversación es mucho más corta, aunque más surrealista xD y caemos en coma.

14:30 Abro los ojos y lo primero que pienso es *DOLORRRRR* La cabeza me mata. Voy al baño y a la vuelta me quedo mirando a Yester que estaba supermona durmiendo. Me tumbo para morir otro rato y cuando oigo que se mueve en su cama levanto el cabezón y gimoteo que si me puede dar un paraceta, cianuro o algo. Me da un paracetamol y me vuelvo a tumbar para morirme.

17:00 Abro los ojos, esperando encontrarme otra punzada de dolor pero nada, todo está en orden. El paraceta es milagroso, oyes. Me pongo a recoger un poco mis cosas que las había dejado todas tiradas por ahí cuando escucho a Yester subiendo las escaleras que me trae un zumito de naranja para mi resaca :3 (la hubiera hecho un hijo en ese momento si no fuera porque sus padres estaban abajo u_u). Me ducho, recojo mis pertenencias, me dejo mimar por Yester que nos hace la comidita y empieza el asqueroso ritual de las despedidas (cómo las odio). Me despido también de sus padres, que me indican cómo salir de Tarraco, y de sus perras, que ya les he cogido cariño y no me ladran tanto, y saco el coche de su garaje haciendo ruedas. Con un par.

17:15 La primera en la frente, he salido del garaje en dirección contraria. Trato de disimular como puedo y después de darle un achuchón a Yester, doy la vuelta e intento recordar las señas que me han dado. Llamo a mi casa para decir que voy en camino.

17:25 Llego a la plaza de los Patos (hasta ahí bien) y en el último momento me doy cuenta de que he cogido la calle que no es >_<

17:35 Estoy en la parte alta de Tarraco >_<

17:45 Estoy en una carretera camino de Barcelona >_<

17:50 Estoy en las puertas de un sanatorio mental, en un callejón sin salida >_____<

18:00 Por fin encuentro la carretera buena y me lanzo otra vez al camino, pero esta vez sin experiencias trágicas (además voy más despacito que a la ida, porque no ando en mi mejor momento de reflejos).

21:30 Paro un momento para hacer un pisito y echar gasofa y a seguir del tirón hasta Getafe.

23:00 Entrando en mi calle, me llama mi madre para decirme que me estaba llamando al piso y que no lo cogía (normal, si estaba en camino... y luego dice que no corra con el coche... en fins...). Me dice que vaya a cenar allí, que ella me lava la ropa y tal, pero tengo taaaanto sueño que rechazo una oferta tan irresistible como ésa y me voy a mi jogar. Ceno una baguette del lidl al horno, y a Zzzzzzzzz

En fins, que un finde jojonudo. Me lo he pasao teta, sólo falló lo de no comerme ni un rosco (pero como bien dice Yester, "Esto no nos va a pasar en Madrid" - qué inocente xD). Tarraco se sale y las catalanas no veas.

Aaaay qué sueñín... (=_=)

Redecorando mi vida

0 comentarios

Como algun@s sabréis, estoy en el proceso de independizarme de casa de mis papis (un proceso lento y doloroso... lento para mí y doloroso para ellos). Como ahora en casa voy a tener mucho tiempo libre que antes ocupaba haciendo el ganso por internés, estoy escribiendo mis crónicas de una emancipación anunciada.


Vienne 7 julio San Fermín

Después de un día de mucho sueño en el currelo (y ya van x donde x tiende a infinito), salgo a las cuatro con un hambre que me comía a mi mattre por los pies. Llego a casa, como con mi hermano (el vienne es el día de la semana en el que los hijos famélicos van -vamos, a partir de ahora- a casa de los papis a comer porque en la nevera hay eco) y contra todo pronóstico, me propone ir esa misma tarde a IKEA a por los muebles de mi habitación. Esperamos a que llegue su novia con el Cucarachón (el hermano mayor de Cucarachita) y nos vamos ambos tres a Sverigeland.

Entramos en el laberinto de Ikea, yo con un lápiz y una hojita para apuntar referencias, mi hermano con una bolsa amarilla y mi cuñada con un metro de papel con el que nos va midiendo las cabezas (ella y yo medimos lo mismo, mi hermano calvo y todo es un cabezón - pero eso yo ya lo sabía). Dejamos atrás salones, cocinas, librerías, baños, dormitorios de niños... y cuando ya estoy haciendo pucheros porque parece que se han llevado los dormitorios allí están: las camitas! Apunto las referencias de mi cama y las mesillas y le doy un poco el coñazo a un dependiente para que me saque varios modelos de nombre impronunciable de colchones y somieres. Mi hermano apunta también los de las cositas para la camita que iban a comprar ellos y hala, a seguir el tour.

Planta baja: lo primero con lo que pico es con un artefacto para cortar huevos cocidos en láminas para hacerme sandwiches (cosa que nunca he hecho, pero mi cuñada me lo vende tan bien y es tan barato que cuela). Mi colección de "cacharros raros de cocina" queda oficialmente inaugurada. Después vamos a la zona de ropa de cama, y me compro: las cortinas, la funda del edredón (el edredón no porque hace calor, pero yo creo que me lo voy a comprar de todas formas porque la funda me arrastra xD), sábanas bajeras (2), almohadas (2) y fundas de almohada (2). Como yo duermo boca abajo y contra la almohada, es complicado elegir cómo de alta la quiero, y aunque llego a embestir (a falta de una palabra mejor) varios modelos, al final cojo la primera que pillo (error!!!). Luego toca zona de iluminación, y compro dos lámparas cuadradas para la mesilla con sus bombillas y todo, y hala, a por las cajas de los muebles.

Armados con dos carros porta-cajas, hacemos una ronda por los pasillos impares y los pasillos pares. Momentos tensos cuando le digo a mi cuñada que destroce una hoja de papel en la que estaba la referencia de un colchón que habíamos descartado (porque era más caro) y que al final tenemos que recuperar porque de los baratos no quedaban (y tuvo que ir a buscar la hoja asquerosa y arrugada que había tirado debajo de un palé xDDD). Al final tenemos bastante suerte y no hay nada agotado, así que nos vamos con los dos carros hasta arriba con muchas dificultades para girar y vamos a pasar por caja para que pague mi hermano (porque una es muy parda y se había dejado la cartera en casa). Distribuimos las cosas entre Cucarachita y Cucarachon y salimos del Ikea rumbo mi nuevo jogar, con Cucarachita delante. Yo conduzco y él (mi hermano) me guía.

Evidentemente, nos perdemos y damos una vuelta del copón pasando al lado de casa de la yaya. Además, por el camino nos damos cuenta de que ni mi hermano ni yo llevábamos las llaves de nuestras respectivas casas (sí, yo había salido con lo puesto), así que vamos a casa de los papis a por las llaves y ya de paso a por destornilladores varios. Como mi hermano y mi cuñá tienen un poco de prisa porque tienen que enseñar su piso de Getafe a unos inquilinos en potencia, yo aprovecho y voy descargando las cosas de Cucarachita en mi jogar. Hago la primera entrada triunfal en mi nueva plaza de garaje (sudando la gota gorda) y después de muchos viajes arriba y abajo, voy a casa de mi hermano a dejar el colchón (mejplico: hemos hecho un pequeño trapis con los colchones, el que yo compré se lo quedará mi hermano en su casa de alquiler y el que tenía allí me lo he quedado yo porque es más mejor). Dejo el colchón nuevo allí pero no nos bajamos el viejo porque en Cucarachita no cabe, así que vamos los tres a casa de mis papis a coger a Cucarachón (y Cucarachita), después a mi casa, dejamos las cajas de Cucarachón y como ya estamos hechos polvo, decidimos que mañana será otro día y nos vamos a seguir con la ancestral ceremonia del V21G (que ya os contaré otro día). Después cena en el chino y a casita de mis pattres. Hoy no es el día D... :-(


Sábado 8 de julio - Independence day

Después de diez años y un día (suena como una condena pero tampoco ha sido para tanto) en Giralda's street, hoy sí me mudo de casa. Me levanto tempranito (quicir, antes de mediodía) y empiezo a hacer el maletón. Con el maletón y el trolley del último viaje frustrado a Inglaterra (que no llegué a deshacer), me monto en Cucarachita, pero Darth Isabel me frena con el divertido juego de "Esperaesperaespera llévate...". Me acabé llevando: una bolsa con latas de mejillones, colacao, avecrems, espaguetis y tomate frito, otra bolsa con geles y similares, 20 latas de pepsi light y 4 de 7up, aceite, vinagre, mil millones de especias (de las que sólo voy a usar 3, pero weno), una bolsa de perchas, una bolsa de cebollas, una bolsa con algo que suena a chatarra, una bolsa con paños de cocina, una bolsa con mochos, bayetas, suavizante, don limpio, etc.

Finalmente le cierro a mi madre la puerta en las narices no vaya a ser que se le ocurra otra cosa que me tiene que dar (total, si voy a volver a la hora de la comida, y ya han pasado tres horas y aún no he hecho ná!). Vuelvo a MI casa (qué bien suena...) y me pongo a desempaquetar y ordenar vajillas, cristalerías, cubiertos (eso que sonaba a chatarra), perolos, comida, la play (esencial) y ropa.

A las dos, me quito la camiseta porque estoy muerta de calor y me pongo a montar la primera mesilla, alucinando con las buenas ideas que tienen estos suecos para los tornillos. También me doy cuenta de que no me he traído el martillo y que no puedo clavar la trasera, aunque unos tornillos de plástico que hay que ponerlos con martillo intento meterlos a base de ostias con la mano (y más o menos lo consigo). Me duele la mano.

Vuelvo a mi casa a comer (judías, con un par) aunque como ya son las cuatro y pico, como más sola que la una. Encima en la tele no hacen más que echar al Ratzinger Z, así que como rapidito y me pongo a escanear unas fotos que debía hacer escaneado hace semanas v_v. A las siete mi hermano me llama para decirme que ya me ha llevado el colchón a casa, así que empiezo la operación mudanza 2. Hago el segundo maletón del día, me llevo el tendedero y la tabla de planchar, los zapatos, un hule y una funda pal colchón, tarrinas de CDs, mis DVDs de Starwars y los tres libros que me estoy leyendo y hala, a mi casa. Me despido de mis padres diciendo que ya les llamaré esa noche para decirles qué tal me ha ido. Se me ofrecen para ayudarme a hacer las cosas, pero me hace mucha ilusión hacerlas yo sola (llamadme rara que lo soy), rollo superación personal absurda.

20:38 - Zupe es oficialmente una mujer independiente.

Llego a MI casa, subo los maletoncios y me enfrento a la dura y ardua tarea de montar mi cama (atención queridos niños, nunca montéis una cama de Ikea vosotros solos, porque es jodido de narices. Hubo varios momentos tensos:


  1. Los pies de la cama no encajan con las barras transversales. Al final consigo que encajen a base de ostias con el martillo.

  2. Me acuerdo con lagrimillas en los ojos del destornillador hidráulico que tenía cuando trabajaba en la General.

  3. En la explicación de la cama aparece una barra metálica que yo no tengo (¡_¡)

  4. Me encuentro la barra metálica en el salón (esto no fue tenso, pero me hizo taaanta ilusión...)

  5. Me miro al espejo con las bermudas, sujetador y martillo en mano y me recuerdo vagamente a las tías del video de Satisfaction xDDD (vagamente, eh?)

  6. Cuando abro las tablillas del somier se me desparraman por toda la cama, enganchándose con todo lo enganchable y haciendo un escándalo de la leche.

  7. No me quedan fuerzas para echar el colchón encima de la cama (colchón que ha quedado sospechosamente bajo, pero bueno)


  8. Descubro con horror que una de las almohadas no cabe en la funda (las he comprado distintas, cawennnn). Lo soluciono doblándola por la mitad y metiéndola doble en la funda (y de hecho este apaño me gusta más que la otra).

  9. La funda del edredón me arrastra por los lados y mucho.


A todo esto ya son las once de la noche. Me tiro encima de la cama (no sin cierto miedín de que de un momento a otro aquello se escogorcie) y después de quejarme porque me duele todo me dispongo a ducharme porque había quedado con idie, Leda and company por Chueca. Al salir del garaje me llevo una columna por delante >_____<


Domingo 9 de julio, el día después.

Después de una noche corta (volví a las 4 a casa y me quedé leyendo, así que no sé ni a qué hora me dormí como una ceporra), a las nueve y media o así me despierto (pero tranquilidad, me volví a dormir) y a las 11:38 suena el teléfono fijo: una chica que no sabe lo cerca que estuvo de la muerte preguntando por mi cuñada (tengo unos despertares un poco chungos). Le aconsejo que la llame al móvil e intento dormirme otra vez, pero no puedo. La segunda ronda de maletoncios me está esperando para llenar los armarios y todavía tengo una mesilla por montar y unas cortinas por colgar.

Cuando me levanto de la cama, descubro músculos de los que desconocía su existencia gracias a las agujetas (T_T)

Llamo a mi hermano el feliz para ver a qué hora quiere que vaya a su casa (me han invitado a comer - menos mal porque ya me veía comiendo mejillones con paté) y me aconseja que llame a Darth Isabel (cosa que no hice el día antes porque acabé muy tarde de montar los muebles). Con cierta sensación de huyhuyhuy llamo a mi casa y mi madre me echa una bronca tremenda porque no la he avisado de que no iba a ir a comer (no sé en qué momento la opción "ir a comer a casa de mis padres" quedó como la opción por defecto) y otra bronca tremenda porque he querido montar mis muebles yo sola. En fin...

A las tres, con todos los muebles montados y el salón lleno de cartones que algún día bajaré al contenedor, me dispongo a salir a que me alimenten. Seis horas más tarde, después de haberme pasado toda la sobremesa y tarde apalancada en el sillón de mi cuñada (y no era yo sola, también sus hermanos y novias y el resto del Trío Peligroso, que también estaban invitados a comer - por cierto, me dice mi Clon que ella tiene en su casa exactamente la misma habitación que yo me he comprado, mismo color y todo xDDDD), me vuelvo a mi jogar.

Voy al doner de al lado de casa y me compro un kebab. Ceno delante de la tele viendo un capi de Roseanne e intento gorronearle conexión wifi a algún vecino (sin éxito). Como estoy medio muerta, me voy a la camita a mimir temprano - antes de que lleguen unos niños de algún vecino que me despertaron a la una a voces... *pequeños cabrones...*

Pos eso, seguiremos informando.

Lleno, por favor

0 comentarios

Como ha pasado ya casi una semana desde que volví de tierras bretonas y la última entrada ya huele, voy a ver si consigo espabilar una neurona o dos de la siesta y sus cuento mi viaje.

Salí tal que una fresca mañana de junio (bueno, quien dice mañana dice a horas indecentes a las que sólo debería estar permitido entrar en casa, no salir) para esperar al tasis que me tenía que llevar a la T4. Cuarto de hora más tarde, tuve que salir corriendo detrás del tasis porque aunque llevaba navegador, se pasó de largo (es muy lamentable gritar "Oigaaaaaa espereeeeeeee" con voz de Manolito (mi yo mañanero) a la vez que corres con un trolley.

Pero weno, una vez superado el trance, me monté en el tasis y en media horita o asín llegué al aeropuerto, mientras escuchaba el triste relato de una Jespaña entera conmocionada por haber sido eliminada en el mundial (no aprendemos). Yo, con mi billete de bisnesclás en una mano y las gallinas en la otra, me pongo en la cola de los mostradores (bastante larga porque estaba llena de cabrones que se iban de vacaciones). La primera en la frente.

Señor de mostrador: "Viaja usted con bisnes"
Zupe: "Chi ¬¬" (No me gusta que me llamen de usted)
Señor de mostrador: "¿Sabe usted que existen mostradores especiales para clase bisnes?"
Zupe pone cara de cateta (aún más)
Señor de mostrador: "Pues para la próxima ya lo sabe."
Zupe: "Gracias" u_________u

Luego la media horita de rigor de coger el trenecito para ir a la satélite, cambiar los nineros a pauns (quespecialitos son los ingleses, coño) y perderme porque no encuentro la sala vip. Ya cuando encuentro al resto de la Compañía, es la hora de embarcar, así que nos vamos a la puerta que está petada (como siempre) y con media cola dentro de una de las tiendas de Aldeasa. Creo que lo hacen aposta para que compres hasta el último momento (cualquier día de éstos lo consiguen conmigo).

Nos montamos en el vión y cuando ya pasa el despegue me pongo el ipod y hala, a sobar hasta que me despierta el olorcillo a comida. Mi jefecillo y yo, que íbamos en el mismo asiento delante del todo del avión, nos frotamos las manos porque cuanto antes comamos, antes nos podemos ir a sobar. Oye, ni hecho aposta, empiezan a servir por la parte de atrás >_<. Para cuando hemos terminado ya estamos casi en London Jizrou (aun así yo me quedo sopa con la babilla colgando hasta que tomamos tierra y me pego el susto de mi vida).
Salimos del aeropuerto y nos vamos en ortogús al parking de la compañía de coches de alquiler, porque adonde teníamos que ir estaba cerca de Orfor (como a hora y media de camino). Antes de explicar quienes vinieron en el mismo coche que yo haré la lista de

Dramatis personae


  • Zupe - El burro delante sí señor


  • Jefecillo de Zupe - Tío joven estresao que he descubierto que es supermajo (el jefe de Zupe se cayó en el último momento del viaje porque el Señor Oscuro le reclamó, una pena porque nos lo hubiéramos pasao teta con él)

  • Piloto - Es un tío que aunque es de mi empresa, trabaja para el enemigo (es lo que tiene formar parte de consorcios raros)

  • Jefe de otro departamento + dos esclavos - Están en el mismo piso que mi jefecillo y yo así que hay confianza.

  • La Hierbas - Una jipi

  • Tres del INTA, un jefecillo bastante inútil, una tía que no para de hablar y un chaval joven que es bastante majo (luego descubrí que es subcontratado, será por eso). La labor de estos tres básicamente era pegarse unas vacaciones.


En mi coche iba, mi jefecillo conduciendo, yo de navegante (muahahahaha) y detrás el Piloto y la Hierbas. El viaje de ida consistió en varios golpazos del conductor a su puerta intentando cambiar de marcha, una cercanía al otro carril demasiado excitante para mí (ahora sé porqué a ese asiento lo llaman "El de la Muerte") y dos horas escuchando al Piloto hablar de trabajo (la Hierbas se durmió, pero yo tenía que estar despierta para irle indicando a mi jefe). Por fin llegamos a la base aérea donde nos esperaban para hacer un briefing, así que sin comer ni ná (estábamos con la tortillica que nos habían dado en el avión) fuimos directamente al tajo.
Allí nos esperaba un Clásico Militar Inglés (¿Os acordáis de una comedia muy vieja en la que salían unos militares ingleses que estaban en un campo de concentración durante la segunda guerra mundial? - Pues yo no, pero este hombre era clavadito al prota). Nos dieron una charlita con un descanso para invitarnos a un refreshment (que consistió en abrirnos una neverita que tenían y cogernos la lata de refresco y/o chocolatina que quisiérams - ya se me había olvidado lo malo que está el Dr Peppers), y luego nos liberaron para irnos al hotel.

El hotel estaba en Burfor y era un hotelito con mucho encanto, todo bucólico con pajaritos que cantan y nubes que se levantan, si no fuera porque estaba al lado de una autopista bastante transitada (lo que hizo que lo rebautizara como hotel Guiropaaaaaaaaa - es lo que tiene que te toque una habitación del lado de la carretera). Sus pongo una foto de la Zupe saliendo del hotelico para que veais qué monería (la Hierbas también sale).



Después de soltar las maletas, nos dimos una horita antes de irnos a cenar a Orfor, horita que cada uno aprovechó como quiso: la Hierbas y el Piloto se fueron a correr (hay gente pa tó), el resto se quedó durmiendo la siesta y yo me chupé Wimbledon en la BBC1 y la BBC2, y los anuncios en el resto (la tele inglesa APESTA).

Luego a Orfor, que es un pueblo muy bonito lleno de bicis y colleges y estudiantes por todas partes. La cosa es que como llevamos un huevo de horas sin comer, no vemos casi nada y vamos como locos a un restaurante que les habían aconsejado a los el INTA en su hotel (sospechamos que el conserje debe ser el primo del del restaurante, porque vaya una recomendación). Me pido una ensalada con pollo (¿por qué oh por qué siempre me acabo pidiendo ensaladas raras?) con la que me quedo con hambre y hala, a Burfor al hotel Guiropaaaaaa a dormir todo lo que los coches me dejen (que no fue mucho).

Al día siguiente nos pegamos un leve madrugón para ir al refuelling. Hacemos un desayuno típico inglés consistente en: kelos y café con tostadas (eso fue hasta que bajaron el resto, pero yo pasé tanto hambre el día antes que ya no me fiaba ni un pelo), rodajitas de: morcilla, butifarra, chorizo, champiñones, un huevo frito y judías. Consistente, sí, pero teniendo en cuenta que no nos iba a dar tiempo a comer para pillar el vuelo de vuelta a casa, es normal.

Total que hacemos el checkout y nos vamos a la base. Allí nos llevan a la terminal y vemos muchas caras de "Bad news". Efectivamente, nos meten en una sala y el Clásico Militar Inglés nos dice "Ai jaf bad nius". Cawenlaspatillasdeninobravo. Resulta que han cancelado todos los vuelos de tanqueros para ese día y que si queremos verlos, tendríamos que esperarnos al siguiente. Decidimos que ya que nos hemos gastado la pasta en llegar hasta allí, nos quedamos a verlo (aunque a mí me joden viva porque al día siguiente iba a 1) cantar en la boda del hermano del Chache Migue y 2) salir tempranito por el Orgullo). Mando los mensajitos de rigor más cabreada que una mona pero la vida sigue. Los del INTA, como están de vacaciones, se van a Londres a hacer turismo, y el Piloto se va porque no se puede quedar un día más. Nosotros queremos hacer lo propio en Orfor, pero los ingleses nos retienen para enseñarnos los aviones en los que volaremos al día siguiente.

Un par de horas más tarde, cuando ya hemos visto todo lo que nos han dejao, nos vamos a Orfor. El hotel lo habíamos reservado esa misma mañana, pero cuando vamos a hacer el checkin nos dicen que no tenemos reserva (insertar gimoteos). Después de protestar un poco bastante nos dicen que tienen tres habitaciones, pero que el resto no nos las pueden dar hasta las 4 (a mí mientras que no me toque compartir me da igual), así que cogemos esas tres, dejamos las maletas y nos vamos a hacer turismo por Orfor (bueno, antes a comer todos menos la Hierbas que decide comerse una manzana e ir a entrar en comunión con la naturaleza por los jardincitos y el río ..........).

Comemos en una especie de Ribs donde nos ponemos hasta el culo atendidos por una italiana con acento portugués o_O y luego nos vamos a pasear por la ciudad. Orfor tiene, aparte de bicicletas y estudiantes que me dan mucha envidia (he decidido que quiero volver a estudiar, aunque sea por la UNED xD), un montón de colleges que son una mezcla de Jarripoter y el club de los poetas muertos. Vamos, que se respiraría un ambiente de estudio si no fuera porque seguro que ahí no estudia ni el tato (veo demasiados pubs y demasiada gente en la calle). Me compro una sudadera y una postalita de Orfor (se me olvida el regalo de la yaya u_u), la primera temporada de Roseanne y un libraco de Marian Keyes y con la sensación del deber cumplido, vuelvo a mi habitación (esta vez sí) a ducharme antes de cenar. Para cenar vamos a un italiano con terracita al aire libre que triunfa, pero como aún tengo la zamburguesa de vaca atravesada en el estómago, no puedo más que con una ensaladita. La Hierbas nos entretiene con su relato de los jardincitos y las florecitas y todo lo que acaba en ito o ita que ha visto durante el día. Me planteo rebautizarla Flanders, pero la hierbas le pega más. Terminamos la cena, y al hotel.

Al día siguiente ya estábamos todo moscas porque no sabíamos si íbamos a volar (si se cancelaba yo me volvía en el primer vuelo que hubiera a Londón, faltaría más), pero hubo "Gud nius", así que nos fuimos a volar. Sus pongo unas fotillos. En una estoy sentada en la cabina con los cascos (se me ve el jepeto), y las otras dos son de refueling a un Tornado y a un Eurofighter, si no recuerdo mal. Fijaos dónde está el motor y dónde estaban los cazas. Daba la sensación de que si alargabas un poco la mano los podías tocar ^^







El vuelo fue sin novedad, me tocó compartir asiento con la Hierbas, que me iba diciendo lo bonito que era todo (lo que pasa es que como me había quitado una bolsa de patatas - por error, creo - de la cajita con comida que nos dieron en el avión, la miraba con recelo ¬¬)

Después del refuelling todos emocionados nos bajamos del avión deseando irnos para casa. Nos despedimos de los ingleses y los otros coches salen sospechosamente rápido. Cuando llegamos al parking al lado del aeropuerto para dejar el coche de alquiler, nos llaman los del departamento de al lado por teléfono para decirnos que han conseguido meterse en el vuelo anterior, que si nos damos prisa a lo mejor también podemos (panda de cabrones, eso se avisa antes). Pero los ortoguses de avis tardan un huevo así que nada, en el checkin del aeropuerto nos dicen que está cerrado y que está cerrado (y a mí se me cuela un yupi cabrón con palos de golf y el pelo to engominao patrás al que deseo una calvicie prematura por gilipollas - mi jefe casi le curra xD).

Así que nada, nos vamos a la sala vip de Iberia, que es mucho más chiquitita que la de barajas y nos acoplamos con refresquitos y tal (para mí un par de Heineken y unos panchitos) a ver el Argentina-Alemania en la tele. Cuando llega la hora nos vamos a la puerta de embarque y después de hacer uso de nuestro derecho como bisnesclás (quicir, sus jodéis el resto que nosotros vamos antes) nos metemos en el avión. A mi lado me toca un tipo que no cena pero se mete tres gintonics pal cuerpo que no se los salta un gitano. Yo no, me tomo la cena (quitando unas lechugas raras, que ya he tenido bastante de ensaladitas por una semana) y después de atravesar varias tormentas, llegamos a Madrid. Oootra vez trenecito para ir a la T4 y a pillar un tasis. De camino, aparte de hablar con el tasista que era majete y tal, voy quedando con la peña para salir por la noche por Chueca... y la continuación la podéis leer en mi otro bloj: Romy y Michele: Nos deseais y lo sabemos


Epílogo

Esta tarde (hopefully) me mudo a mi casita nueva. Ya os contaré mis andanzas desde allí (espero), pero como mientras tanto no voy a tener conexión más que en casa de mis padres y en el curro, malamente voy a poder actualizar. Echazme un poco de menos si eso... v__________V