Zupecrónicas de cine: Mi super ex-novia

9 comentarios

Ayer fui a "ver" esta peli, cortesía de mi emmm... bueno, mejor me ciño a la peli u_u

La peli empieza con una vista panorámica de la Estatua de la Libertad, Manhattan, atraco en Bvlgari, ladrones que salen corriendo, persecución, y "algo" atronador que surca el cielo y deja una estela supersónica (lo menos Mach 3) y con lo que todos los habitantes de Nueva York se preguntan "¿es un pájaro? ¿es un avión? ¿es supercoco? No! Es la Chica-G!" (una mala traducción de G-Girl, pero es que Chica-Ché hubiera sonado pelín argentino. La Chicagé atrapa a los malos, les lleva a comisaría y el público aplaude. Hasta ahí muy rollo supermán (sólo que más buenorra porque Uma siempre será Uma).

Cambio a escena dentro del metro de NY. Un clásico perdedor con traje habla con otro clásico perdedor (pero uno patético de éstos que se creen que ligan) de lo mal que le va con las mujeres. El CP2 insta al CP1 a que le entre a una tía (Uma pero con pelucón y las gafas para que no la reconozcan *wtf?*) que está sentada tranquilamente leyendo. La tía dice NO, y QUENOCOÑO ante la insistencia del CP1, pero entonces tiene la "suerte" de que un caco intente robarle el bolso a Uma (que como está de incógnito no puede zumbarle) y el CP1 sale detrás del caco porque es un caballero y los caballeros es lo que tienen (el que acabe en un cubo de la basura escondiéndose del ladrón como una nena no tiene que ver). Uma sale del metro, zumba al ladrón (pero el CP1 no lo ve porque estaba dentro del cubo de basura) y cuando se encuentran decide que ha encontrado lo más parecido a un caballero andante que encontrará en su vida y le pide el teléfono.

Oficina del CP1 (no recuerdo su nombre) que era abogado y arquitecto (¿?) y que tiene una compañera que está buenérrima (aunque Uma siempre será Uma) con la que hay mucha tensión, aunque ella tiene novio (pero es evidente que estos dos van a acabar juntos). De pronto Uma cita al CP1 para cenar en un indio (restaurante, se entiende), cenan, Uma tiene una emergencia, apaga un incendio creando un huracán (¿¿??) y vuelve a la cena. Se van a casa de él, follan de forma salvaje y aquí me perdí algo porque tenía cosas más interesantes que hacer ^^

Mientras hacen cositas malas les vigila una paloma cibernética o_O que es el medio de espionaje del malo, un tal Barry (ése era su nombre real, creo que su alias de malo era mejor). Barry secuestra al CP1 y hablan de algo pero no me enteré de qué. También estaba ocupada xD.

Lo siguiente que vi es que Uma le contaba al CP1 que era la Chicagé y cómo consiguió los superpoderes (resulta que tocó un meteorito *???* que cayó en la tierra cuando en sus años mozos había estado a puntito de tirarse al Barry -fueron juntos al insti). Aquí se hizo evidente que Barry y la Chicagé acabarían juntos por el efecto "Losquesepeleansedesean". Barry intenta conseguir una forma de neutralizar a la Chicagé... y a partir de aquí ya sí que no me enteré de nada xDDD

Una vez en la última fila *cof cof* se oían muchos ruidos de pelea, golpes y tal, creo que el CP1 intenta dejar a Uma por su compi de curro, Uma se vuelve loca y no sé qué más.

El final (que sí lo vimos) fue el esperado. La rubia buenorra del curro se contagia de los poderes no sé por qué (y además le hacen un teñido gratis a pelirrojo), se pega un rato con Uma por el CP1, pero luego hacen las paces en la pasarela cibeles con modelos que también tienen su corazoncito aplaudiendo. La Chicagé acaba con Barry. El CP1 acaba con la pelirroja. La Chicagé y la nueva pelirroja acaban haciendo un dúo rollo Batman y Robin pero sin subtexto gay y Barry y CP1 se van de cañas que es lo suyo en estos casos. Fin.

(Vale, ha sido una zupecrónica interruptus, pero de verdad de verdad de la buena que lo que estuve haciendo era infinitamente más interesante que la peli ^^)

Un día cualquiera

4 comentarios

Enga va, ya actualizo, abubillas, que sois tod@s un@s abubillas... ¬¬

Os contaría qué tal fue mi cumpleaños, pero ya lo he hecho en mi otro co-blog, así que paso de hacer un copy paste (porque hasta para eso soy perra xD).

Y bueno, como ando falta de ideas, os contaré algo tan coñazo como es un día cualquiera en la vida de esta pobre bollera.

07:00 Suena la Nokia tune de la alarma del móvil, cada vez más fuerte CADA VEZ MÁS FUERTE. Hago la croqueta en la cama para alcanzar el móvil (que no importa en qué lado lo haya puesto la noche anterior, yo siempre estoy en el opuesto). Toqueteo todos los botones y me vuelvo a dormir.

07:20 (diez minutos arriba, diez minutos abajo, según el día) Pego un bote en la cama y miro el móvil. Mis primeras palabras del día suelen ser "Joderjoderjoder..." y me levanto para rebuscar algo que ponerme. Aquí hay dos opciones:

a) Tengo ropa limpia y planchada en el armario - en ese caso me pongo lo primero que pillo.
b) Tengo ropa limpia pero no planchada - si no se nota mucho, me pongo lo primero que pillo; si está hecha un higo, paso a c)
c) Rebusco en la Montaña De Ropa A Medio Ensuciar que hay en la silla hasta encontrar algo que no ande por sus propios pies y no esté demasiado hecho un higo.

07:21 Me meto en el baño. Me ducho, me visto.

07:30 Me preparo un cafelito en mi nueva y flamante cafetera ilétrica, cafelito que consiste en: mitad café, tres de azúcar y leche fría. Me lo bebo de un trago. Si pillo algo en la nevera que no tenga moho, me lo como.

07:32 Me lavo los piños y bajo zumbando al parking a sacar al Cucaracho.

07:45 Llego al curro. Utilizando mis conocimientos de tetris, aparco como puedo en el aparcamiento para la gente de categoría B (es una explanada de tierra y grava, el A es de cemento pero es para los viejos del lugar y luego está el C que directamente es aparcar encima del puente de acceso). Saludo a los señores seguratas, ficho y me voy a mi sitio a encender el ordenador, relleno la botella de agua y abro el Outlook para ver qué sorpresitas me depara el día.

08:00 - 14:00 "Curro"

14:00 Uno de mis jefes o yo grita "Vamos a comeeeeer!!" (nos turnamos según el día). Aun así nos tiramos remoloneando como cuarto de hora más. Bloqueamos ordenatas y salimos al comedor, que está a unos diez minutos corriendo, porque me hacen ir corriendo ¬¬ (está dentro de la factoría ía ía o). Cogemos del menú lo que tiene menos pinta de estar caducado (la calidad brilla un poco por su ausencia) y nos sentamos en una mesa a comer mientras arreglamos el mundo.

14:45 Volvemos al tajo con la tripa llena y más sueño (si cabe, y sí que cabe) que antes. Cepillado de piños, pipí y a seguir con la tarea.

17:00 Apago todo (darle a guardar es opcional, depende de lo gilipollas que esté ese día) y salgo por la escalera de incendios (por la que algún día me mataré de una muerte absurda). Ficho, voy al parking y pongo pies en Pontevedra antes de que a alguien le dé por llamarme para otra cosa.

17:15 Llego a casa, meto al cucaracho en el garaje, arrastro los pies hasta casa, me despeloto y me tiro en el sofá a hacer algo que no requiera actividad neuronal (es decir, me pongo a ver "Yo soy Bea" xD).

18:00 - 21:00 Pienso n veces en que tengo que limpiar. La probabilidad de que me levante para hacerlo es inversamente proporcional al tiempo que falta para que alguien vaya a hacerme una visita (pero sigue siendo sólo probabilidad xD). Si me he quedado sin bragas, pongo una lavadora de emergencia. Si me he quedado sin ropa, hago un planchado de emergencia. (Me mola vivir al límite).

En caso de no hacer ninguna labor doméstica (o sea, el 90% de las veces), quedo con alguien para tomar algo, me pongo a ver alguna serie en la tele, me pongo a marujear por el ordenador o duermo.

22:00 Me entra la gusa y voy a la cocina. Friego los cacharros y abro la nevera a ver qué hay. Mis menús oscilan entre: pasta, congelados precocinados, arroz, tortilla y cuando todo lo demás falla, el kebab de al lado de casa. Hay leyendas que narran la existencia de verdura y fruta en mi nevera, pero sólo son eso, leyendas (pero, por si Darth Isabel alguna vez lee esto: mamá en el comedor sí que como fruta y verdura siempre que puedo v_v).

23:00 Me pongo a hacer el ganso por intenné hasta la...

1:00 (=_=)

1:30 Zzzzz...


Creo que necesito más acción en mi vida...

Día del ex

20 comentarios

Siguiendo una iniciativa absurda de la sueca, me uno yo también a "El día de la ex". Resulta un poco raro que yo opine de este tema porque, inocente y pueril (lo que muchos, con razón, llamarían PARDA) como soy, yo nunca he tenido un/a ex. Pero como no quiero quedarme fuera, intentaré darle un enfoque medio antropológico al fenómeno de l@s ex.

Origen
Debe partirse de la premisa de que cualquiera puede convertirse en un ex. Suele ayudar el hecho de haber tenido una relación erótico-sentimental anteriormente con esa persona.

Tipología

Existen muchas clases de exes. Aunque, como ya sabemos, no existe el blanco ni el negro, sino muchas tonalidades de gris. Aplicando este mismo principio a la clasificación de los exes, nos encontramos con dos fenómenos: la hibridación (consistente en que un/a ex no tiene por qué pertenecer sólo a una categoría sino a dos o más a la vez) y la mutación (un ex probablemente pasará de una categoría a otra en su evolución, muchas veces a partir del descubrimiento - desagradable en muchos casos, por desgracia - de nuevos datos que aportan información a los motivos de la ruptura).

A grandes rasgos, los principales tipos de exes son (me centraré en el género femenino que da más jugo xD):


  • Las hijaputas: Éstas no sólo se conforman con romperte el corazón, sino que se lo cocinarán vuelta y vuelta en la sartén y se lo comerán con patatas paja. Suelen putearte a la mínima ocasión que se les presente, por alguna oscura razón que puede ser: a) haber sido víctima de una hijaputa con anterioridad (también llamado efecto "Mehasenseñadotuuuu" o b) la que es mala, es mala y no necesita justificarse.


  • Las amiguísimas: Son aquellas exes con las que posteriormente a la ruptura se mantiene una relación de amistad que puede ser incluso mejor que durante el periodo de apareamiento. Es éste un tipo de ex muy frecuente entre las bolleras, aunque ¡cuidado! Las posteriores parejas de ambas partes pueden sentirse amenazadas por la cercanía entre ambas exes (también conocido como efecto "Sitantolaquierescásateconella").


  • Las psicóticas: Es éste un grupo reducido pero con efectos devastadores. Te perseguirán, dejarán mensajes en tu móvil, en tu teléfono, en el buzón de tu casa (con el consiguiente acojone), diciendo que te echan de menos, que te necesitan. Estas manifestaciones se presentarán a horas cuanto más intempestivas mejor. Existe otra vertiente de esta categoría menos necesitada de cariño, que es aquella que hará vudú con una muñeca que se parezca sospechosamente a ti. Las contramedidas que se pueden tomar frente a una ex psicótica son en vano: sólo te queda rezar por que conozca a otra o que en un alarde de extremismo, ingrese en un convento.


  • Las desaparecidas: Son aquellas que, tras una ruptura que no suele ser excesivamente dramática, desaparecen sin dejar rastro y nunca más se sabe de ellas. Para muchos expertos, éste es el tipo más deseable de ex, por aquello del "ojos que no ven, corazón que no siente".


  • Las dramas: Otro grupo mayoritario entre las exes bolleras. Éstas se revolcarán entre ceniza, llorarán cual plañideras y serán desgraciadas (pero calma, sólo hasta que encuentren a otra). Suelen caracterizarse por escuchar (en repeat) canciones de amor, cuanto más suicidas mejor, y castigar con ellas a su círculo más cercano. Si tienes una ex dramas, lo más probable es que un encuentro directa con ella sea de todo menos discreto.


  • Las resentidas: Éstas te echarán la culpa de todos los males del mundo mientras que escuchan en nonstop toda la discografía de Alanis Morissette. Sin llegar a derivar en estados psicóticos o hijoputas, las miradas fulminantes cuando te las encuentres por la calle no te las va a quitar ni el tato. Sin embargo, es muy recomendable pasar por una fase resentida (aunque no se debe quedar estancado allí) porque descargar negatividades suele ser bueno para el cutis.



Y luego están todas las demás.


En algunos círculos de estudiosos del tema, la clasificación de una ex se hará en base al desencadenante de la ruptura. Los principales desencadenantes son:


  • Cuernos: No necesita más explicación. Las exes surgidas a partir de unos leños se dividen en: resentidas, psicóticas o directamente hijaputas.


  • Se nos acabó el amor de tanto usarlo: Suelen digievolucionar en amiguísimas cuando la relación ha tenido una cierta duración. En caso contrario, es posible que entren en la categoría de desaparecidas.


  • Que te aguante tu madre: Cuando se pronuncia este conjuro durante una ruptura, la opción amiguísimas probablemente quedará descartada. Muchas psicóticas y sobre todo, dramas, han tenido una ruptura de este tipo.





Tengo una ex, ¿qué hago?


Ante todo, mucha calma. Procura evitar los estados dramas (los tendrás pero suelen ser poco beneficiosos para la salud). No releas sus mensajes. No la llames a todas horas. No digas que nunca más volverás a enamorarte (somos gilipollas, siempre volvemos a la carga). No cierres la puerta porque, cuando menos lo esperes, conocerás a otra, que será el amor de tu vida y esa sí que cuando rompáis te hará una desgraciada de verdad ^^


Nota: Supongo que no hace falta que diga que todo el post está escrito en tono de coña. Mi total desconocimiento del tema hace que opine con mucha alegría, pero el consejo de hoy es: come más pescado, y no te amargues que para eso ya está el telediario.

Estoy hecha una yaya

0 comentarios

Bueeeeno, voy a actualizar (aunque no os lo merecéis porque la última entrada no tiene ningún comentario ¬¬ *perr@s*). Ya sé que mis vacaciones no han sido especialmente excitantes (la próxima vez intentaré darle un giro argumental tipo peli porno - del palo de "y entonces el gasolinero - mejor, la gasolinera - antes de cobrarme lamió sensualmente el canto de mi tarjeta de puntos solred justo antes de rodear el mostrador y desabrocharse el mono bajo el que - evidentemente - no llevaba nada"... *y voy a dejarlo que me pongo tonta v_v*).<
La razón de no actualizar últimamente es que no me ha pasado nada digno de destacar, mis batallas de un tiempo a esta parte son bastante domésticas, como por ejemplo el día que se me pudrió una patata y tuve que limpiar el armario con máscara antigás, el día que salí a comprar comida y me dí cuenta en la cola que sólo tenía 1,53 euros en calderilla (y tuve que dejar la tarrina de helado de straciatella entre lágrimas), la satisfacción de tirar la mitad del contenido de mi nevera porque todo está caducado, el descubrimiento de que la ropa arrugada también tiene su aquél, el chasco de comprobar que los "chorizos mágicos" que trajo mi madre del pueblo no son tan mágicos...

Así que bueno, a falta de temas, buenos son plagios. Y como me acaba de llegar un mail de ésos que dan la vuelta al mundo un par de veces al mes (junto a los de "Reenvía esta carta si no quieres morir de una muerte lenta y horrible", "Fotos de bebés humillados con disfraces de abejita" y "Presentación de Powerpoint larga como ella sola para aprender que la vida son los días y estás gastando una cuarentayochoava parte de ella en leer esta mierda"), voy a darle mi visión personal. Se trata de "Cómo darse cuenta de que te has hecho mayor". Para mí esto consiste en:


  • Me gustan las infusiones: Vale, con la manzanilla aún no puedo, supongo que tengo un trauma infantil (o mi pequeño pony) de cuando me ponía malísima de la tripa y mi madre decía "una manzanilla te asienta el estómago". Evidentemente, esto era falso, porque era terminarme la manzanilla entre muecas de asco y dolor por abrasarme la lengua (otro timo, se "suponía" que había que tomárselo enseguida porque perdía sus propiedades - creo que mi madre disfrutaba engañándome como a una china *por cierto, algún día tengo que contar cómo descubrí la edad de mi madre para que veáis lo tramposa que es ella y lo parda que soy yo*), y tener que salir corriendo a rendirle pleitesía al señor Roca (luego Darth Isabel se excusaba añadiendo la coletilla de "a lo mejor no te lo asienta y te hace que lo eches todo enseguida" pero claro, nadie se molesta en leerme la letra pequeña ¬¬). Pero dejando a un lado la manzanilla, he descubierto que el resto de infusiones son soportables, e incluso que hay algunas como el té y el poleo-menta que... dios, qué duro es reconocerlo... sí, me gustan v____V Es más, ha habido días que... sí, bueno, las he tomado por puro vicio.

    Hala, ya lo he dicho >_<



  • Los fines de semana me despierto antes de las diez: Independientemente de la hora a la que me haya acostado, a las diez de la mañana como muy muy tarde abro los ojos como platos. Está en los escritos, junto con las acusadoras palabras que Yahvé le dijo a Adán (el primer pardillo de la historia) el día que descubrió el tinglao del pecado original: "Y tendrás que ganarte el pan con el sudor de tu frente, y cuando no te lo estés ganando habrás cogido la hora y no podrás dormir hasta las mil..." (y además parirás con dolor si eres tía, lo cual no me afecta porque no pienso perpetuar la especie con mis genes, no odio tanto a la humanidad como para hacer eso). El caso es que, aunque luego me pase hasta mediodía tirá en la cama, ya no me vuelvo a dormir y sólo me vuelve a entrar el sopor a las diez de la noche, lo cual es un poco incompatible con el hecho de salir de copas (eso lo sigo haciendo, no me doy por vencida). Conclusión: me paso la vida en una realidad paralela rodeada de una neblina legañosa de la que sólo me desprendo cuando duermo).


  • Compro cremas: y lo que es más hiriente: ¡¡¡crema de las manos!!! ¡¡¡Y lo peor es que la gasto y me gusta!!! A mí, a quien tanto repelús le daba el tacto grasiento de las cremas, y quien se sorprendía de que su madre se estuviera echando nivea cada vez que se sentaba (algo que la mujer, por desgracia y por culillo inquieto, hace más bien poco). Pero oye, es que te deja las manos supersuaves, te las regenera y elimina esa sensación tan molesta de piel seca... Aún no he sucumbido (del todo) a los potingues para la cara (mis irregularidades y mis líneas de expresión son parte de la putada de ser el espejo del alma), pero tengo por ahí unas muestras de cuando fui a comprar colonia que cualquier día me dará por probarlas... y sé que me gustará... y seré débil... v______v


  • Cuando voy de viaje, como en restaurantes: Y no, el MacDonalds no se considera restaurante. Esto está directamente relacionado con el hecho de que ahora tengo posibles. Pero no puedo evitar recordar con cariño aquellos viajes en autobús, con el bocata hecho de casa (que solía estar todo correoso o lo que es peor, duro, cuando llegabas al destino, pero te habías ahorrao doscientas pesetas), para después acabar metiéndote en el día/lidl/árbol a comprar pan y mortadela con lo que subsistir durante días. Ahora no. Ahora vamos a restaurante medio típico (ergo medio carérrimo), y nada de menú del día, a pedir las especialidades que luego hay que volver a casa presumiendo de lo bien que se come fuera (en mi caso ahora es así, porque lo que cocino yo suele ser fruto del microondas xD). Bueno, y de albergues nada ¿eh? Hotelito con desayuno incluído ¡como mínimo! Con lo cual mi sueño de hacer el interraíl algún día se convierte en una contradicción en sí mismo.


  • Redecoro mi vida: Y una vez pasada (más o menos) la fase de amueblar, queda la chunga, de decorar. Y no podía tener un comienzo más tópico: velas y plantas. ¡¡Plantas!! ¡¡¡YO!!! Vamos, que ya sabéis lo que pienso de las plantas, regarlas y demás (ver dos entradas atrás). Pero no es sólo eso, mi respeto hacia las plantas en el fondo no es más que pánico a que se me mueran cuando les he cogido cariño (sí, en el fondo soy una blanda). Así que cuando mi futuracuñada me mostró el fascinante mundo de las plantas-que-no-se-mueren-ni-a-tiros (ésas del ikea que son un palo retorcío), pensé que le daría un toque de alegría a mi jogar. Eso sí, como se me muera me paso a los geranios de plástico, cuanto más cantosos mejor (otra cosa es que viéndome tan animada mi futuracuñada me quiso llevar el domingo por la tarde a un megastore de plantas para comprar tierra, tiestos, semillas y tal, pero ahí ya dije esosíqueno - creo que fue porque ella estuvo intentando escaquearse y como no lo consiguió intentó arrastrarme al fango con ella ¬¬).

    De velas mejor no hablo, porque en mis fantasías más absurdas me dedico a pensar qué configuración de velas gordas quedaría más mona en el aparador del salón >_<

    Y lo de decorar las paredes... es una lucha interna entre poner carteles frikis de pelis de stasguás o poner cuadros de floripondios, piedras... Esto, aunque no lo creáis, me sigue quitando el sueño (ese sueño de los domingos por la mañana ¬¬) así que se admiten sugerencias, que como venga un día Darth Isabel y vea mis paredes desnudas fijo que me planta los cuadros de angelitos que tanto trabajo me costó esconder hace años.



  • Mis amigas (de mi quinta) se casan, mi hermano es padre, vivo fuera de casa, tengo coche propio y trabajo de persona mayor: Creo que ya di bastante el coñazo con este tema, así que pasolacabra.


  • Cuando pongo la radio sintonizo Kiss FM: Poooorque si pongo los 40 no me sé ni una u_u Triste pero cierto. Y si por casualidad la que ponen no me gusta (no porque no me la sepa, eso nunca) cambio a... M80!! Wow... qué audacia, qué riesgo, qué... yaya.


  • Mi cuerpo no aguanta salir de noche dos días seguidos: Y ya de tres o cuatro ni hablamos, claro. Lo que en mis mejores tiempos (allá por las germanias) era rutina de salir de miércoles a domingo, ahora ni se me ocurre, y si lo hago me paso un mes recuperándome. Si salgo el viernes, estoy comatosa y a las doce ya me estoy cayendo de sueño, pero si además salgo el sábado, el domingo soy lo que técnicamente se llama piltrafilla. Eso por no hablar de la resistencia al alcohol, que aunque sigue estando ahí, las resacas ahora son mucho más brutales (o yo soy mucho más floja) y ya no puedo hacer eso de levantarme al día siguiente y comerme una fabada (la opción de morir suele ser mucho más apetecible). Vamos, que yo antes el paracetamol lo conocía por los anuncios de la tele.


  • Entro en modo abuelo cebolleta a la mínima: Me da igual que sea con mi prima, con mis amigas, con la de la tienda de chuches, con cualquiera cuya edad sea menor-igual que la mía, el tema recurrente es el recuerdo de los dibujos animados, Torrebruno y Verano Azul (reposiciones, claro), las tardes con bocatas de nocilla, las falditas de cuadros escoceses (weno, ahora eso me trae a la mente otras cosas más ehhh... sí, bueno xD), lo bien que estaba la EGB no como la ESO (y da igual que yo misma sea un producto de la ESO, también hice la EGB y eso me da capacidad de poner a parir), Mayra Gómez Kemp (de eso tiene mucha culpa Leda ¬¬), los clicks de playmobil (heredados de mis hermanos, con lo que solían ser clicks tetrapléjicos, sin pelo y a veces sin cuerpo, sólo piernas) y mis barriguitas... Amos soy el equivalente a "con Franco esto no pasaba" de los ochenta. Si en un par de años mis conversaciones empiezan con: "Imagináos, Sicilia, 1930..." por favor, dadme una patada en el culo u_u


Y bueno, paro ya que tengo que volver al currelo, porque aunque me estoy haciendo una yaya, no soy lo suficiente mayor para jubilarme...


Mi estadística personal

  • Peso: Sí

  • Drojas: No, ni pasando por Amsterdam (soy lo peor)

  • Café: Sí, porque nos han puesto una máquina de café nueva en la que el queroseno tiene hasta aroma y todo (cada vez se lo curran más)

  • Novia: No, pero gracias por recordármelo ¬¬U



Mi estadística multimielda


  • Peli: Venga, que levante la mano quien no vio el domingo al mediodía la peli de Angelina Jolie (sí, ese truño infumable que ni siquiera Ella pudo salvarlo).

  • Libro: El mondo lirondo! Por fin lo conseguí!!!!

  • Música: Dedicado a la sueca, The lion sleeps tonight (versión pachanguera de N'Sync, ofcors). Awiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii